24 de septiembre de 2018 21:02 PM
Imprimir

PELIGRAN 1.500 PUESTOS DE TRABAJO DIRECTOS EN LA ACTIVIDAD DE LA CARNE

Unos 17 frigoríficos solicitaron el Procedimiento Preventivo de Crisis; el gremio ratificó el estado de alerta

Mientras rige la conciliación obligatoria en la actividad cárnica, unos 17 frigoríficos de la ciudad y la provincia de Buenos Aires ratificaron la solicitud de la apertura de los Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC) ante la Secretaría de Trabajo, por que se ven amenazados unos 1.500 puestos de trabajo directos. Ante esta situación, la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne y Afines de la República Argentina (FeSiTCaRA) se declaró en alerta y anunció un paro que fue levantado en el marco de la conciliación que dictó el ministerio de Producción y Trabajo. Los empresarios agrupados en la Cámara Argentina de la Industria Frigorífica (CADIF) argumentaron que son víctimas de una “competencia desleal” frente a las cooperativas del sector.

Según relataron fuentes gremiales, la semana que pasó, se realizaron dos reuniones en el ámbito laboral. Además de las representaciones sindicales y cinco cámaras empresarias, también participaron funcionarios de la Secretaria de Ganadería, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), donde se enmarcan las cooperativas.

Los frigoríficos se quejaron por los beneficios que el Estado otorga a esas asociaciones y aseguraron que en estas condiciones no se puede competir. La principal queja es por las exenciones impositivas, el incumplimiento de las escalas salariales y paritarias y por la falta de regularización de los operarios en esos establecimientos.

“Rechazamos cualquier tipo de suspensión o de despido. En el Ministerio expusimos que por Convenio ante una crisis tenemos 140 horas de trabajo garantizadas, y esa es la medida que tiene que tomar los frigoríficos. Si hay despidos es inevitable que vamos a tener que ir a un conflicto y va a ser caótico”, advirtió Gabriel Vallejos, del Sindicato de Personal de Frigoríficos.

En Trabajo se presentaron 17 preventivos iguales, todos textos genéricos armados por CADIF. Surgen dudas si la situación es la misma en todas las plantas. La Secretaría deJorge Triaca definirá. Los que peor la están pasando son Avellaneda Carnes, ex La Huella, con 250 empleados, y el Grupo Penta. Ambos tienen cooperativas vecinas, donde es más económico faenar a los animales.

“Como gremio estamos en alerta e involucrados, pero no tenemos que regularlo nosotros, lo tiene que regular el Gobierno. Estamos preocupados ante los trascendidos de que estos frigoríficos suspendan o despidan”, agregó el gremialista.

La FeSiTCaRA había anunciado la semana pasada un paro total de actividades en todos los frigoríficos, que iba a afectar el normal abastecimiento de carnes. Reclama un aumento salarial por encima de la paritaria firmada y denuncian “prácticas antisindicales” y descuentos ilegales “destinados a solventar a otras organizaciones en forma ilegal indebida”. Sin embargo, la Secretaría dictó la conciliación obligatoria y se desactivaron las protestas. En el medio, los empresarios pidieron los PPC. “Todavía no se acordó nada, la semana que viene habrá más reuniones”, revelaron las fuentes.

Fuente:

Publicidad