28 de septiembre de 2018 13:48 PM
Imprimir

Ganaderos buscan reducir la importación de carne en Misiones

A nivel nacional la ganadería bovina tiene como proyección recuperar la competitividad, a raíz de la ventaja que se obtiene con un dólar que se mantiene en alza. Pero a nivel local el objetivo es lograr que los terneros sean engordados en la provincia y, de esta manera, reducir la importación de carne. Por su […]
A nivel nacional la ganadería bovina tiene como proyección recuperar la competitividad, a raíz de la ventaja que se obtiene con un dólar que se mantiene en alza. Pero a nivel local el objetivo es lograr que los terneros sean engordados en la provincia y, de esta manera, reducir la importación de carne. Por su parte, la producción porcina busca abrir el mercado de exportación, ya que sería una manera de paliar la situación y le permitirá salir adelante sin tener que tomar drásticas decisiones.
En lo que se refiere a la ganadería, en Misiones se contabilizan unos 30.000 productores, entre los que tienen menos de 200 cabezas y los que superan ese número. Tal como sucede con otros rubros, éste no está ajeno a la situación actual y coyuntural por la que atraviesa el país.
Uno de los puntos que es motivo de preocupación para los ganaderos de la tierra colorada, es que ingresan muchos animales de otras provincias a valores más bajos de los que se consigue a nivel local.
En diálogo con Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7, el productor Tomás Haberle -de la Asociación de Ganaderos del Alto Paraná- explicó que “de Misiones salen muchos terneros que son engordados en otras provincias”.
Es por ello que el desafío que se plantean los ganaderos es terminar de desarrollar esos animales en suelo misionero, ya que esto favorecería a reducir la importación de carne bovina desde otros distritos. En la actualidad, estos animales se los terminan engordando en otras zonas donde la alimentación es más barata, sobre todo lo que esté relacionado a los granos.
Ante este panorama, Haberle dijo que “se debe mejorar el sistema alimentario acá”. Ahora, los alimentos son traídos de otras provincias, por lo que el flete influye en el costo final del producto; por eso los productores consideran que están en desventaja con otros distritos.
A la vez, señaló que “todas las asociaciones ganaderas están nucleados en una federación y allí se viene vislumbrando todos estos inconvenientes y se trabaja en la temática”.
El objetivo es optimizar la producción, para ello se debe incrementar la producción de granos en la provincia y contar con un mejor forraje, a partir del mejor manejo de pastura. “Se debe remarcar que en cuanto al costo, lo más económico son las pasturas naturales; por ello todo lo que podamos trabajar en ese sentido nos va a permitir bajar los costos de producción y cuando tengamos que intervenir con algún suplemento adicional, se debe tratar de que eso se produzca en Misiones”, indicó.

Deslizó que para mejorar la pasturas se tiene que tener en cuenta los sistemas de rotación y el uso que se le da a las alturas de las pasturas, las cuales aportan diferentes valores proteicos.

Abrir el mercado al exterior 

La actividad porcina también se ve golpeada por la situación general del país y, en particular algunas  economías regionales, en especial aquellas que no están ligadas a la exportación sino que están asociadas al consumo interno.
Uno de los puntos en la que están trabajando en la Cooperativa Frigorífica Leandro N. Alem Limitada (Cofra) es en tratar de abrir el mercado de exportación. Para ello, la cooperativa ya se inscribió como importador y exportador. Además, el frigorífico se inscribirá para operar a nivel internacional. Desde el lugar consideran a la exportación como una medida a corto plazo que permitirá  solucionar el problema coyuntural.

Ricardo Saraceni, secretario del consejo de administración de Cofra, apuntó que “el sector viene golpeado desde el año pasado debido a las devaluaciones y a los márgenes de rentabilidad que van cayendo año a año”. Se debe a que los costos de producción se incrementaron de manera sustancial.

En este punto, comparó que desde enero hasta ahora el costo de producción de un kilo de cerdo tuvo un aumento del 63 por ciento, ya que pasó de 22,85 a 37,42 pesos.
Puntualizó que en el caso de Cofra, cuenta con un sistema integrado de producción y tiene herramientas para paliar ese cuadro. “Pero esto es hasta cierto límite, porque en definitiva todo termina en el consumo”, remarcó.

En consecuencia, reconoció que el problema que se da en la actualidad está en el consumo, ya que se debe recuperar el poder de compra de los clientes.

Ante este panorama, expuso que “actualmente estamos trabajando en una reingeniería interna, con todo lo que tenga que ver con los costos, porque estamos tratando de preservar las 260 personas empleadas, más los profesionales y, en forma indirecta los 600 productores de cerdo, de maíz y ganaderos”.
Saraceni apuntó que -por lo pronto- está situación se termina paliando con endeudamiento, pero las tasas de interés no permiten que se continúe con el endeudamiento, por lo cual se espera una etapa de profundo ajuste.
En lo que se refiere a las ventas, Saraceni deslizó que hasta julio no se había registrado una disminución, sino que se había visto un crecimiento interanual del 8 por ciento. Sin embargo, la merma se empezó a sentir durante agosto y, se estima que este mes la caída será más dura.

“Creemos que vamos a tener un resultado negativo en el último trimestre y representará un combo muy complicado”, remató.

Fuente: www.elterritorio.com.ar

Publicidad