30 de septiembre de 2018 13:20 PM
Imprimir

Con las “nuevas” retenciones, el Estado elevó su participación en la renta agrícola

El 60,9 por ciento de lo que obtiene un productor se lo queda el Estado. En junio, el porcentaje había caído al 55,8 por ciento. La suba del dólar amortiguó el impacto para el campo.

El Índice de Participación del Estado en la Renta Agrícola que elabora la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada) se ubicó en 60,9 por ciento este mes.

Esto quiere decir que, en promedio, de cada 100 pesos que obtuvo un productor (ingresos menos costos), el Estado se quedó con 60,9 por ciento. Esto es nueve por ciento o cinco puntos porcentuales más que el 55,8 por ciento de participación de junio.

De todos modos, es un guarismo que está por debajo de un año atrás (71,1%) y entre los valores más bajos de la última década.

La suba del indicador, según Fada, obedece al nuevo esquema de retenciones. “Este incremento de cinco puntos puede explicarse por los nuevos derechos de exportación, combinados con la baja de precios y amortiguados por la suba del tipo de cambio”, subrayó David Miazzo, economista jefe de Fada.

Por cultivos y provincias

El informe de Fada muestra que la soja se mantiene como el cultivo que más dinero le deja al Estado: 67,7 por ciento de su renta. Le siguen el girasol (62,2%), el maíz (55,6%) y el trigo (48,1%).

En el desagregado provincial, Córdoba tiene el índice más bajo (60,9%) y Buenos Aires, el más alto (62,6%). En el medio, Santa Fe y San Luis comparten un 61,1 por ciento; y en La Pampa asciende a 61,7 por ciento.

Esto se debe, por ejemplo, a que en Buenos Aires el campo paga Ingresos Brutos (en Córdoba, es una actividad exenta) y los municipios también establecen imposiciones, algo que localmente no ocurre.

Fuente: AgroVoz

Publicidad