1 de octubre de 2018 23:09 PM
Imprimir

Nuevo estudio aborda la vacunación en bovinos contra la leptospirosis

n proyecto de investigación uruguayo logra detectar las cepas patógenas de la bacteria leptospira en el ganado bovino con el objetivo de desarrollar una vacuna más eficaz contra la enfermedad que produce tanto en animales como en humanos

Un equipo de investigadores uruguayos procedentes del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y de la Universidad de la República de Uruguay (Udelar) consiguen, mediante un estudio, aislar y categorizar las diferentes cepas de la bacteria leptospira, causante de múltiples enfermedades en el ganado bovino además de suponer una zoonosis para los trabajadores de dichas explotaciones, con el fin de mejorar la vacuna que previene la leptospirosis en el rebaño bovino.

Para ello, los expertos analizaron muestras de orina y sangre de 1.000 ejemplares de ganado bovino durante tres años, hallando diferentes tipos de cepas de la bacteria en hasta un 20% de los animales.

La investigadora procedente del INIA, Leitica Zarantonelli, asegura que la composición de las vacunas formuladas contra este tipo de bacteria es fundamental para prevenir la leptospirosis en el ganado bovino. “Si bien la leptospirosis puede diagnosticarse a través de la detección de anticuerpos en los animales infectados, hasta ahora nunca se habían aislado las cepas patógenas de la bacteria que produce la enfermedad, algo que ha permitido su categorización y la posibilidad de incluir estas cepas en las vacunas que se administren para proteger al ganado”.

Zarantonelli destaca que este avance en la vacunación contra la leptospirosis ayudará a prevenir abortos, el nacimiento de crías débiles, mastitis y la falta de leche tras el parto en el ganado bovino. De ser un caso crónico, la leptospirosis también condiciona la eficiencia reproductiva del rebaño bovino. Con todo, la mejora de esta vacuna tendrá un impacto positivo en la economía del sector al evitar que las vacas contaminadas por la bacteria lleguen a morir, además de prevenir un posible contagio a los trabajadores que interactúan con dichos animales en las explotaciones ganaderas.

“El uso de vacunas eficaces para controlar la leptospirosis en los animales, en definitiva, repercute en la salud animal, en la producción y también en la salud pública”, declara Zarantonelli.

UNA ZOONOSIS EXTENDIDA

La leptospirosis es una de las zoonosis más extendidas a nivel mundial. En el ser humano la infección surge tras entrar en contacto con la orina de animales infectados.

Según los expertos, la leptospirosis puede causar signos clínicos severos en humanos, y aunque esta enfermedad responde bien al tratamiento con antibióticos, “si no es diagnosticada y tratada adecuadamente, puede ser mortal”.

Fuente:

Publicidad