4 de octubre de 2018 11:51 AM
Imprimir

Sistema de scoring “Premios y castigos de la AFIP en el control impositivo al campo”

Los productores cumplidores con las declaraciones juradas tendrán descuentos de hasta 7% en IVA y Ganancias.

El 1° de noviembre entrará en vigencia un sistema de la Afip que premiará a los productores de granos que cumplan en tiempo y forma con las declaraciones juradas de impuestos. El beneficio para los contribuyentes que prueben ser más confiables equivaldrá a un aumento del 7 por ciento del ingreso financiero, ya que se les reintegrará en su totalidad el 5 por ciento que actualmente se les retiene por IVA y se les dejará de retener el 2 por ciento del Impuesto a las Ganancias. Los funcionarios aseguraron que los reintegros se efectivizarán en un plazo máximo de 45 días.

Pero para alcanzar ese beneficio los productores deberán cumplir ciertos requisitos, como haber entregado puntualmente sus declaraciones juradas impositivas en los últimos 24 meses y estar al día con las obligaciones informativas vigentes, por ejemplo, el Registro Fiscal de Tierras Rurales Explotadas (TIRE). De esa manera entrarán en un grupo VIP (estado 1) a los ojos de la Afip. Ese sistema de “scoring” es la gran novedad que trae el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), en el que la Afip viene trabajando hace más de un año en conjunto con la Secretaría de Agroindustria.

Además del grupo VIP de bajo riesgo, el scoring prevé otros dos estados en los que quedarán los productores según el grado de cumplimiento. En el estado 2, la retención de IVA es del 7 por ciento y la devolución será del 6 por ciento, además de dejar de retenerse el 2 por ciento de Ganancias; y en el estado 3, de alto riesgo, la retención de IVA pasará del 10 por ciento actual al 8,5 por ciento y no habrá devolución de Impuesto a las Ganancias.

“Con el nuevo sistema todos ganan. Lo que queremos es garantizar que las declaraciones juradas estén bien hechas”, explicó el subdirector General de Fiscalización de la Afip, Marcelo Costa, en una reunión con periodistas en la que también participó el subsecretario de Agricultura, Luis María Urriza.

Para poder establecer las categorías y efectivizar los beneficios, el SISA unifica trámites e información de diversas dependencias como el Instituto Nacional de Semillas (Inase) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en una gran base de datos administrada por Afip con casi nula intervención humana. Según explicaron, todos los controles que eran manuales ahora son vía web, con lo que además de simplificar procesos se garantiza que haya parámetros objetivos.

“El trabajo de simplificar es difícil -dijo Urriza-, pero el impacto es muy grande en tres aspectos: ayudar en el ingreso a la actividad de nuevos productores, facilitarles la vida a pequeños productores e implementar el scoring,o sea premiar al que hace las cosas bien”.

La base de productores agropecuarios sobre la que trabaja el SISA es la registrada en el TIRE, en el cual figuran 33,9 millones de hectáreas en manos de casi 100.000 contribuyentes. Se trata de una base de datos valiosísima en la que está georeferenciada casi toda la producción de cereales, oleaginosas y legumbres secas de la Argentina, incluyendo los contratos de arrendamiento y sus valores. Pero hay una diferencia entre esas 33,9 millones de hectáreas y los 27,4 millones de hectáreas que al TIRE le figuran en producción.

Según explicó Costa, se debe a que muchos propietarios de tierra inscriptos en el registro presentaron contratos de arrendamiento manualmente, los cuales no fueron ingresados en el sistema. Ahora deberán ingresarlos al SISA para que los arrendatarios no tengan problemas a la hora de demostrar capacidad productiva, por ejemplo para tramitar cartas de porte.

“En septiembre hubo 12.000 sujetos con inconsistencias, de los cuales 3.900 ya regularizaron su situación. Hoy, unos 7.800 quedarían excluídos”, dijo Costa. Luego aclaró que la exclusión del Registro de Operadores de Granos ya no está vigente desde marzo, pero que ahora el castigo es la retención diferenciada, es decir, la no exención. “Este mes el productor deberá controlar que la Afip lo haya empadronado correctamente. Si hizo todos los deberes correctamente no debería tener problemas”, añadió el funcionario.

El trámite de ingreso al SISA es 100 por ciento online, pero hay que poseer clave fiscal con nivel de seguridad 3 como mínimo. Se migrará automáticamente al sistema la información a todos los sujetos que se encuentren en los registros y regímenes agrícolas anteriores.

Fuente: Clarin

Publicidad