8 de octubre de 2018 02:26 AM
Imprimir

¿Por qué es importante proteger a las abeja

La Secretaría de Agricultura y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) diseñaron una estrategia para proteger a las abejas, mejorar y ampliar la cobertura de atención técnica al sector apícola mexicano y optimizar las condiciones en las que se desempeñan los productores de miel. La dependencia federal, a través del Servicio Nacional de Sanidad, […]

La Secretaría de Agricultura y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) diseñaron una estrategia para proteger a las abejas, mejorar y ampliar la cobertura de atención técnica al sector apícola mexicano y optimizar las condiciones en las que se desempeñan los productores de miel.

La dependencia federal, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la máxima casa estudios realizaron el estudio “Algunos de los factores que influyen en la pérdida de colonias de abejas en diferentes estados de importancia apícola de la República Mexicana, ejercicio 2017”.

En esa investigación, las instancias ubicaron los problemas técnicos y sanitarios a los que se enfrentan los apicultores del país y trazaron un proyecto para fortalecer al sector.

Por lo anterior, el Senasica debe establecer medidas de bioseguridad en los apiarios para proteger a las abejas, además de que se requiere aplicar programas de medicina preventiva y reforzar la vigilancia epidemiológica para robustecer las buenas prácticas de producción en el sector.

Así lo determinó el estudio realizada entre especialistas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la UNAM, porque las abejas se encuentran expuestas a factores de riesgo que comprometen su supervivencia y que pueden significar una de las más graves catástrofes naturales.

De acuerdo con un comunicado de la Sagarpa, el cambio climático, la deforestación, el incremento de áreas agrícolas, el uso de plaguicidas, la actividad depredadora del humano y la mortandad natural contra menor reproducción de colonias se tienen como los principales factores.

El análisis se sustentó en una encuesta aplicada a mil 736 apicultores registrados en el Programa de Producción Pecuaria Sustentable y Ordenamiento Ganadero y Apícola (PROGAN) y seccionados en las regiones de la Península, Pacífico, Altiplano, Golfo y Norte del país, detalló.

Además, los expertos acopiaron muestras de abejas adultas y larvas para determinar la presencia de agentes patógenos -parásitos, virus, hongos y bacterias- y fragmentos de panal sin cría para identificar residuos de plaguicidas.

De ahí que llamaron a ampliar la cobertura de atención técnica al sector apícola mexicano y optimizar las condiciones en las que se desempeñan los productores de miel.

Fuente: Agromeat

Publicidad