8 de octubre de 2018 11:18 AM
Imprimir

¿De qué se trata la nueva norma de faena animal Kosher?

En el último año, hemos hablado bastante sobre la faena Kosher y el bienestar animal. La discusión radica en diversas razones, especialmente por la persecución sistemática que este método milenario de sacrificio viene sufriendo en Europa o por las nuevas normas creadas por Israel.
Ese país exige que los sistemas de contención de bovinos para la faena Kosher, utilizados fuera de Israel, sigan los mismos principios de aquellos practicados en suelo israelí.
Estos principios priorizan el bienestar animal y cumplen con los preceptos religiosos de la faena Kosher.
En 2015, las autoridades israelitas anunciaron que el uso de equipos especiales de contención de bovinos para la faena Kosher será obligatorio en las plantas de procesamiento en Mercosur.
Esta normativa se publicó oficialmente a fines de abril de 2017 y la fecha de vigencia para la misma fue el 1 de junio de 2018. La continuidad de las exportaciones de carne bovina a Israel desentendería con el cumplimiento de la norma dentro del plazo.
El box rotativo inmoviliza el animal y, al girar 180 grados, lo coloca en una posición ideal para ser faenado en modo Kosher, minimizando el estrés para el animal y garantizando una operación segura a las personas que se desempeñan en la faena.
Los cuatro países fundadores del Mercosur son responsables del 85% de las exportaciones de carne bovina de Israel. Hubo, inicialmente, manifestaciones en contra de la norma por parte de varios frigoríficos del bloque. Entre los más de 40 frigoríficos del Mercosur, muchos apostaron por la posibilidad de obtener prórroga o hasta una rediscusión sobre la obligatoriedad del nuevo sistema.
La postura de las autoridades israelíes ha sido enfática: las plantas frigoríficas podrán exportar carne bovina a Israel solo con el cumplimiento de la norma. Así mismo fue, y casi la mitad de las plantas frigoríficas de Mercosur dejaron de exportar carne Kosher a Israel después de esa fecha.
Este reglamento no fue acto discrecional del Ministerio de Agricultura de Israel. Fue, sí, la respuesta de la sociedad israelita, ante una investigación mostró videos en que ciertas empresas frigoríficas en Mercosur violaban las normas de bienestar animal y no seguían los métodos correctos de inmovilización, tal como lo exige el mercado interno israelita y los protocolos internacionales.
La Suprema Corte de Justicia determinó que el Ministerio de Agricultura presentase un plan de acción concreto, con plazo de adaptación para las plantas de procesamiento que suministran carne bovina a Israel.
El plan fue desarrollado por el Ministerio de Agricultura considerando el tiempo necesario para que las industrias puedan definir proyectos, adquirir equipos y rediseñar los flujos y procesos de faena Kosher.
Como precaución, el Ministerio de Agricultura auditó un gran número de plantas frigoríficas en Europa, que cumplen con cajas rotativas de contención, y renovó licencias de exportación para así cubrir una eventual ausencia de proveedores regulares del Mercosur.
En conclusión, la nueva medida de Israel nos hace cumplir nuestra obligación para mejorar el bienestar animal. El lado positivo es que, ante estos cambios, muy pronto se abrirán nuevos horizontes para la carne bovina Kosher producida en Mercosur.
Fuente:

Publicidad