9 de octubre de 2018 18:06 PM
Imprimir

Agricultores brasileños apuntan a vender caro

La demanda china por porotos de soja creció significativamente desde el comienzo de la guerra comercial entre Estados Unidos y ese país. 09/10/18

Brasil, el segundo productor y máximo exportador de la oleaginosa en su estado bruto, fue el más favorecido en lo que va del 2018. Existe incertidumbre sobre el futuro de la disputa y por ende, sobre la comercialización. No obstante, los productores brasileños se sienten confiados en el “poder” de su oferta en el mercado y estarían exigiendo mínimos de US$ 10 por bushel, es decir, precios no menores a US$ 365 por tonelada para la próxima cosecha durante el 2019, de acuerdo con lo expresado por el analista Liones Severo de SIMConsult al portal Noticias Agrícolas.

Los agricultores brasileños se sienten en una posición muy cómoda, y no precisamente por la amplia victoria de Jair Bolsonaro en la primera vuelta de las elecciones. Si bien China ha declarado que reducirá sus importaciones de soja utilizando otras fuentes de proteínas en sus raciones animales, hay informes de que China ya ha “comprado” soja de Brasil para embarques de diciembre y enero, anticipándose a un inicio temprano de la cosecha de soja en el estado de Paraná, donde la siembra de soja comenzó el 11 de setiembre y se desarrolla a un ritmo récord.

Las expectativas son que los productores brasileños aumenten la superficie de soja en un 3 a 5% en la campaña 2018/19 y que producirán en el rango de 120 a 123 millones de toneladas de soja, en comparación con 119.5 millones de toneladas producidas en 2017/18.

Fuente: Agrotemario

Publicidad