13 de octubre de 2018 01:07 AM
Imprimir

La exportaci贸n de megafardos de alfalfa suma argumentos para crecer

La venta de megafardos al mundo aparece como una alternativa atractiva para los productores locales. La firma AyFP ofrece el know-how y contratos a futuro.

No es un negocio masivo. Es m谩s bien de nicho. Sin embargo, varios productores del centro-este cordob茅s, as铆 como tambi茅n otros en la Patagonia, est谩n haciendo negocio con la alfalfa que recibi贸 algunas se帽ales positivas esta campa帽a: la disputa comercial China-EE.UU. que abre definitivamente las puertas del poderoso mercado asi谩tico (segundos importadores mundiales), una demanda firme (Arabia Saudita tambi茅n tracciona) y un tipo de cambio en alza que resulta favorable. Como yapa, la puesta en marcha de una forma de comercializaci贸n que ofrece seguridad y previsibilidad con contratos futuros en d贸lares para la producci贸n de megafardos de calidad.

Como para poner el negocio en contexto. En 2016, (煤ltimos datos del INTA) el comercio mundial de heno de alfalfa fue de 8 millones de toneladas por un valor de 2.400 millones de d贸lares, un aumento, la 煤ltima d茅cada, de 66,8 % en volumen y 98 % en dinero. El 60% de la importaci贸n se concentra en Asia (Jap贸n -25%-, China -22% y Corea 13%) y el principal exportador es Estados Unidos con 6 de cada 10 contenedores comercializados (le siguen Australia -12% de lo exportado- y Espa帽a -10%-).

Encontrar la calidad adecuada es el paso que falta para conquistar el mundo.

Encontrar la calidad adecuada es el paso que falta para conquistar el mundo.

En este contexto, la 煤ltima d茅cada en Argentina se empez贸 a desarrollar el negocio de megafardos de alfalfa. El principal objetivo, la exportaci贸n. Para muchos productores 鈥搒obre todo de la zona de Calch铆n y Luque, en C贸rdoba- es la posibilidad de diversificar su producci贸n agr铆cola y ganadera.

Ese negocio, esta campa帽a, promete una revoluci贸n. 鈥淗asta ahora, Estados Unidos ten铆a casi un v铆nculo monop贸lico con China en la provisi贸n de alfalfa, porque dado su estrecho v铆nculo comercial incluso ten铆an un diferencial de flete importante que nos dejaba casi afuera del negocio, ahora, China impuso un arancel de 25% a la alfalfa norteamericana y sali贸 a buscar otros vendedores, y ah铆 aparece Argentina鈥, cont贸 a Clar铆n Rural Maximiliano Marroni, gerente de Alfalfa y Forraje de la Patagonia (AyFP), una empresa de capitales espa帽oles (Grupo Oses, empresa Nafosa) referente en en la producci贸n de megafardos de Europa, que desde 2007 aporta todo su know how de 80 a帽os y promueve la producci贸n y el negocio en Argentina.

Desde Espa帽a, Nafosa comercializa 400.000 toneladas de alfalfa a 35 pa铆ses. En Argentina cuentan con una planta de recompactaci贸n cerca del Puerto de Bah铆a Blanca y 1500 hect谩reas en producci贸n bajo riego en la zona de Choele Choel (la idea es sistematizar 300 hect谩reas por a帽o con una inversi贸n de 6000 d贸lares por hect谩rea).

Desde 2015 Argentina tiene dos plantas habilitadas para exportar alfalfa a China. Una cerr贸. La otra es de AyFP. 鈥淓n su momento hicimos una exportaci贸n de 4 contenedores pero nos pidieron que cambiemos el atado con alambre que ten铆amos nosotros por hilo y todo se enfri贸鈥, record贸 Marroni. Ahora, con la demanda china en ciernes, acaba de concretar el env铆o de 5 contenedores con 125 toneladas como muestra. 鈥淪abemos la calidad que necesita China y podemos ofrec茅rsela鈥, se entusiasm贸 Marroni.

Un megafardo de alfalfa en la planta de recompactaci贸n de la firma AyFP, cerca del puerto de Bah铆a Blanca, desde donde salen al mundo.

Un megafardo de alfalfa en la planta de recompactaci贸n de la firma AyFP, cerca del puerto de Bah铆a Blanca, desde donde salen al mundo.

En la planta de Bah铆a Blanca AyFP tiene capacidad para recompactar hasta 50.000 toneladas de alfalfa. Por eso, tienen que salir a buscar al mercado local las 40.000 toneladas que les falta.

Hasta ahora, la operatoria se hac铆a en el mercado disponible, en pesos y a precios del momento. Si hay mucha producci贸n los precios bajan, si hay poco suben. T铆pico de oferta y demanda. A partir de esta campa帽a, AyFP propuso a los productores un contrato futuro en d贸lares. 鈥淓s algo novedoso, que nunca se hab铆a hecho en Argentina y busca asegurarnos a nosotros una cantidad y calidad de alfalfa y a los productores les permite calzarse con un precio anticipado y bajo el paraguas de una moneda extranjera鈥, explic贸 Marroni. La transacci贸n, es un contrato forward directo 鈥搒in intermediarios ni comisiones- que tiene el esp铆ritu de los contratos entre malter铆as y productores por cebada.

Gran parte del flujo de compras de AyFP proviene de este polo productivo cordob茅s (que ven铆a reduciendo superficie y esta campa帽a espera casi un 30% m谩s de alfalfa), pero tambi茅n tienen un importante socio como Ser Beef, en San Luis.

鈥淟a propuesta es interesante porque nos permite administrar mejor el flujo al tiempo que asegurarnos un precio en d贸lares que es mucho mejor que salir a vender en plena 茅poca de cortes y en pesos, que no sab茅s si vas a poder vender o no y a cu谩nto鈥, cont贸, con inconfundible acento italiano a Clar铆n Rural Alessandro R谩dici, presidente y propietario de Ser Beef, una empresa instalada en San Luis desde 1997.

El negocio familiar de los R谩dici viene del rubro textil. En Argentina empezaron con ma铆z, luego agregaron ganader铆a y m谩s cultivos. Y ahora alfalfa. 鈥淭odo lo que pueda transformarse en carne鈥. Tienen 15.000 hect谩reas agr铆colas (la mitad bajo riego) y un feedlot con capacidad para 45.000 cabezas. Actualmente tienen 536 hect谩reas de alfalfa bajo riego. Han hecho ya algunas exportaciones a China y Quatar. Este a帽o van a vender todo a trav茅s de Nafosa y un grupo Arabe.

Alessandro R谩dici junto a un monoblock de megafardos.

Alessandro R谩dici junto a un monoblock de megafardos.

En la zona de Calch铆n (donde hay unos 30 productores que incorporaron alfalfa a sus planteos), Jos茅 Ortega es peque帽o productor y asesor. Tambi茅n presta servicios de corte de alfalfa con una segadora. 鈥淓l know how que aport贸 Nafosa favoreci贸 que en vez de vender por unidades empezamos a vender por kilos y despu茅s se tipific贸 por calidades鈥, cont贸 Ortega. Respecto de los forward, consider贸 que 鈥渓e va a dar m谩s sustentabilidad al negocio sea de productores peque帽os, medianos o grandes鈥 y 鈥減ermite incorporar m谩s tranquilo la alfalfa en la rotaci贸n, sabiendo a cu谩ndo vas a poder vender鈥.

Se cerraron contratos por 125 d贸lares la tonelada, un poco m谩s altos que la expectativa de lo que va a pagar el disponible en plena 茅poca de corte. En principio, la ventana para cerrar estos contratos era hasta el 31 de agosto, pero lo prolongaron. No mucho m谩s porque ya empiezan los cortes en la zona de C贸rdoba. Otra estrategia que eval煤an es poner un precio forward a diario.

Se estipulan dos entregas, seg煤n los cortes. El 30% del volumen hasta el 30 de noviembre, y el 70% restante hasta el 31 de diciembre. Una vez entregada la mercader铆a, el productor tiene 15 d铆as para elegir el d铆a en el que quiere fijar precio-d贸lar.

鈥淭enemos la expectativa de cerrar forwards por 7000 a 9000 toneladas, lo que ser铆a un 30% del volumen total que tenemos pensado comprar para exportar esta campa帽a鈥, apunt贸 Marroni.

Tiene clima, suelos y conocimiento 驴Qu茅 le falta a Argentina para aprovechar un mercado de alfalfas en ebullici贸n? Para Marroni, ser谩 clave 鈥渢erminar de entender el concepto de calidad que busca el mundo鈥.

 

El tren de la alegr铆a

Hasta 2017 nunca se hab铆an transportado megafardos de alfalfa en tren en Argentina. El a帽o pasado, impulsado por un acuerdo entre Ser Beef y Nafosa-AyFP, y con el acuerdo con Ferro Expreso Pampeano, se cargaron 18 vagones desde Villa Mercedes a Bah铆a Blanca (A 5 km del puerto) con destino a Arabia Saudita.

鈥淐ost贸 dos meses armar esa operaci贸n pero fue un 茅xito, a ra铆z de lo cual Ferro Expreso nos habilit贸 para tener 20 vagones por mes, algo que ser铆a revolucionario鈥, se entusiasm贸 Maximiliano Marroni, gerente de Alfalfa y Forrajes de la Patagonia (AyFP).

El ferrocarril s贸lo, cuesta un 40% de lo que cuesta transportar la alfalfa en cami贸n. Si a eso se le suman los necesarios fletes cortos en las dos puntas, la operaci贸n a煤n sigue siendo un 70-80% del costo del cami贸n.

鈥淟a alfalfa tiene un valor por tonelada baj铆simo y un 60% del costo se lo lleva el flete por lo que cualquier cosa que pueda hacerse para abaratar ese costo es bienvenida鈥, explic贸 Alessandro R谩dici, de Ser Beef. Y agreg贸: 鈥淓s m谩s caro fletear alfalfa de San Luis a Bah铆a Blanca que de Bah铆a a China鈥.

Pero no s贸lo es un tema de costo. Si el costo quedase en parda, tambi茅n ser铆a negocio porque el problema es que no hay camiones que hagan el trayecto de ida y vuelta.

 

Exportaci贸n:聽驴exigir谩n menos calidad?

Habitualmente, la demanda de alfalfa est谩 signada por estrictas condiciones de calidad. Este a帽o, ante la necesidad, esos par谩metros podr铆an quedar un poco laxos permitiendo que m谩s alfalfa sea exportad.

鈥淧arece que con la enorme demanda que hay a nivel mundial podr铆an hasta incluso bajar los requerimientos de calidad de los importadores鈥, explic贸 Marroni, de AyFP.

Los requerimientos, hasta ahora, son dis铆miles. Los compradores del Golfo P茅rsico, Arabia Saudita o Emiratos Arabes, se gu铆an por par谩metros objetivos, fibra y prote铆na. 鈥淏uscan baja fibra porque una fibra alta produce que la vaca se sienta llena con menos cantidad de producto y eso hace que produzca menos de leche鈥, explic贸 Marroni.

鈥淟os chinos 鈥揺n cambio- se gu铆an por un dato objetivo, buscan m谩s de 20% de prote铆na y baja concentraci贸n de fibra, pero tambi茅n la compran por un par谩metro bastante subjetivo que es el color, que tiene que ser verde con la hoja entera鈥, explic贸 Marroni.

Seg煤n datos del INTA, las exportaciones de Argentina crecieron exponencialmente para consolidarse en las 31.000 toneladas en 2016 (tuvieron el pico de 53.000 toneladas en 2013). As铆 y todo, a煤n queda mucho por hacer, porque a煤n en el mejor de los escenarios las exportaciones argentinas representaron menos del 1% del comercio mundial.

 

Retenciones

鈥淟as retenciones nos perjudican de lleno por varios motivos鈥, dispar贸 Maximiliano Marroni. Y explic贸: 鈥淧rimero, hace unas semanas nos quitaron un reintegro de IVA que ten铆a la alfalfa exportada, y ahora nos agregan la retenci贸n de 4 pesos con el agravante que ya ten铆an contratos cerrados a un precio determinado que ahora tendremos que ver si podemos reformular con los clientes鈥.

Por otro lado, a diferencia de las cerealeras que tuvieron su propia 鈥渃orrida鈥 para registrar exportaciones de soja, trigo y ma铆z antes que subieron las retenciones, en el mercado de alfalfa no pueden hacer DJVE (Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior) y s贸lo se hacen permisos para exportar a 30 d铆as.

Fuente: Clarin

Publicidad