13 de octubre de 2018 01:33 AM
Imprimir

Monte Buey hace punta y certifica las aplicaciones periurbanas

Esta localidad cordobesa se convirtió en la primera en lograr las certificaciones de “Municipio Verde” de Aapresid.

La localidad cordobesa de Monte Buey se transformó en el primer municipio de Argentina que certificó las aplicaciones en las zonas periurbanas bajo el protocolo “Municipio Verde” de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid).

El objetivo de esta iniciativa es que las pulverizaciones se realicen de una manera transparente en la cual cualquier  vecino de la localidad pueda tener certeza que en la producción agropecuaria lindera a la ciudad (intensiva y extensiva) no genere riesgos para la población.

“Es un activo colectivo porque los beneficios son para todos”, explicó a Clarín Rural José Luis Tedesco, Vicepresidente Aapresid y Director Adjunto de Aapresid Certificaciones. ”No hay prohibición de aplicaciones sino que las aplicaciones se hacen de forma controladas. Se busca cuidar al ambiente y a las personas”, agregó.

En el caso de Monte Buey, se certificaron todos los campos linderos de Monte Buey, los aplicadores terrestres como aéreos, los talleres que trabajan con máquinas de pulverización y expendedores de fitosanitarios. Y se dejó una franja buffer de 50 metros alrededor de la localidad cordobesa.

Este trabajo nació desde la municipalidad de Monte Buey comandado por el propio intendente, Edwin Riva, en colaboración con el referente agropecuario Santiago Lorenzatti, quien fue el que generó el vínculo entre Aapresid y el municipio.

De izquierda a derecha, José Luis Tedesco (Vicepresidente Aapresid y Director Adjunto de Aapresid Certificaciones), Santiago Lorenzatti, (Impulsor de Agricultura Sustentable Certificada), Edwin Riva, (Intendente de Monte Buey), Luis Turletti (Secretario de Producción), Omar Díaz (productor periurbano dentro del proceso de certificación) y Marianela Perozzi (Encargada del área de fitosanitarios del municipio).

De izquierda a derecha, José Luis Tedesco (Vicepresidente Aapresid y Director Adjunto de Aapresid Certificaciones), Santiago Lorenzatti, (Impulsor de Agricultura Sustentable Certificada), Edwin Riva, (Intendente de Monte Buey), Luis Turletti (Secretario de Producción), Omar Díaz (productor periurbano dentro del proceso de certificación) y Marianela Perozzi (Encargada del área de fitosanitarios del municipio).

“No cambiamos nada de lo que veníamos haciendo. Sabíamos que estábamos haciendo bien las cosas. Lo que queríamos es que no lo escuche la población solamente por voz propia sino que sea el municipio el ente auditor que diga si los productores hacen las cosas bien”, describió Omar Díaz, quien es productor agropecuario lindero a Monte Buey y tiene una empresa de aplicaciones terrestres y aéreos.

En la localidad de Monte Buey solo falta la auditoria de IRAM (Ente certificador), que sería la semana próxima, para lograr la certificación. Y ahora, desde Aapresid informaron que están trabajando con el municipio santafesino de San Genaro para seguir con esta iniciativa.

Cómo funciona Municipio Verde

Esta proyecto, explicó Tedesco, nació hace tres años en el municipio de Bandera (Santiago del Estero) pero no prosperó la idea porque dicha localidad produjo una ordenanza. A partir de esto, indicó, se generó este protocolo que se llama Buenas Prácticas para las Aplicaciones Periurbanas. “Lo que facilita Municipio Verde es un esquema general que sirve para cualquier tipo ordenanza municipal que ya esté vigente, funcionando como un complemento donde se transparenta todo el proceso. El diferencial es que todo se carga en un sistema informático y se transparenta todo el proceso”, agregó el directivo de la organización técnica.

En primera instancia, es fundamental que el municipio defina la zona periurbana. La propuesta desde Aapresid es que se delimiten a partir de lotes de productores que se encuentran en la zona identificada como tal. Una vez realizada la delimitación, el municipio deberá realizar un registro de dichos productores

El momento de realizar una aplicación, el productor deberá monitorear el lote, registrar dicha acción y emitir una receta. Las recetas siempre deben ser emitidas por un profesional agrónomo matriculado que puede ser el mismo productor o bien un asesor contratado. Esta receta debe ser enviada al municipio con 48 horas de anticipación a la labor que se realizará.

Allí, en el municipio, un funcionario de aprobación de recetas dará el visto bueno a la receta emitida por el asesor agronómico para que el productor pueda aplicar.

Al momento de la aplicación, un fiscalizador fitosanitario será el responsable de constatar las condiciones ambientales al momento de realizar la labor. Todos los actores de esta certificación deben estar registrados en el municipio, tanto asesores como fiscalizadores; aplicadores y empresa aplicadora; monitoreadores y productores.

Fuente: Clarin

Publicidad