15 de octubre de 2018 14:29 PM
Imprimir

SNA considera “perjudicial para el agro” la indemnización por obra o faena

Desde el gremio apuntaron a que, de aprobarse la ley, costaría cerca de “US$400 millones anuales” al sector

La Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) reaccionó “con sorpresa” a la decisión del gobierno de reactivar el proyecto que establece la indemnización por obra o faena.

La agrupación, presidida por Ricardo Ariztía, a través de un comunicado expresó su disgusto con la medida e instó a que el proyecto sea analizado “en profundidad”.

“Con sorpresa hemos visto que se reactivó el proyecto que establece la indemnización por obra o faena, iniciativa que consideramos perjudicial para el agro, pues –de aprobarse tal como está- tendrá un impacto directo en la generación de empleo del sector así como también en el aumento de la informalidad laboral”, expresaron desde la agrupación.

En ese sentido, hicieron un llamado a que “el proyecto pueda ser analizado en profundidad, ya que genera un trato indemnizatorio desigual en relación con los contratos a plazo, en los cuales no se contiene una norma similar y también en relación con contratos indefinidos, puesto que en estos no se origina indemnización antes de un año”.

Desde el organismo recalcaron que “en el sector agrícola la utilización de estos contratos obedece a razones productivas que se basan en la dependencia de esta actividad a las leyes de la naturaleza, por lo que se estaría discriminando al agro”.

Además, señalaron desde la SNA, “con esta propuesta se genera una diferenciación entre los mismos trabajadores del sector. Los temporeros que se rigen por este tipo de contratos quedarían en mejor situación que el personal de planta, que no podría acceder a este beneficio, sino únicamente en caso de despido y con un tope de once años, mientras que para los trabajadores de temporada permanecerá estable en el tiempo”.

Finalmente, aseguraron que, como gremio, “hemos estimado que el costo de esta propuesta es de aproximadamente US$ 400 millones anuales, cifra que claramente dejará fuera de factibilidad económica a importantes rubros del sector agrícola, especialmente en regiones que han sido el pilar fundamental de generación de empleos”.

Fuente: El Tipografo

Publicidad