15 de octubre de 2018 22:25 PM
Imprimir

Piden reforzar la figura del veterinario en el control alimentario

La Federación Europea de Veterinarios advierte de la revisión que se está llevando a cabo de la legislación europea en materia de seguridad alimentaria y piden más presencia de los veterinarios oficiales en el proceso de control de los alimentos

En la Unión Europea (UE) se realizan grandes esfuerzos para asegurar la calidad y seguridad de la comida. La cadena alimentaria de la UE está sujeta a un amplio conjunto de normas que protegen la salud de los consumidores, la salud y el bienestar de los animales y el medio ambiente. Esta legislación de la UE incluye controles específicos para asegurar que se respetan las normas, tales controles se llevan a cabo por las autoridades nacionales.

Específicamente, los veterinarios, gracias a sus conocimientos y experiencia reconocida en el campo de la salud animal y la salud pública, son los encargados de realizar estos controles oficiales de las autoridades nacionales.

Sin embargo, la Federación Europea de Veterinarios (FVE) apunta en un comunicado que estos controles se están sometiendo a una revisión que les preocupa, “esta revisión de la legislación podría ser utilizada como una oportunidad de ahorrar dinero en lugar de reforzar la calidad de la cadena alimentaria. Tal enfoque crea riesgos innecesarios para la seguridad alimentaria, la salud pública, la salud y el bienestar animal y el medio ambiente”.

Desde la FVE explican que “a la luz de varios brotes de enfermedades animales en Europa (por ejemplo, la peste porcina africana), fraudes alimentarios (por ejemplo, animales tratados de forma ilegal) y los riesgos encontrados en alimentos o piensos, FVE pide a las instituciones de la UE reforzar la protección del consumidor y la posición del veterinario en los controles oficiales”.

Por ello, los veterinarios europeos piden a los gobiernos nacionales que “pongan en marcha todos los recursos necesarios para permitir a las autoridades competentes y a los veterinarios oficiales que cumplan con sus responsabilidades”.

Además, remarcan la necesidad de que “los controles oficiales se realicen por un número adecuado de veterinarios oficiales”. Por otro lado, la FVE apunta a la importancia de que sean los veterinarios oficiales los que realicen la inspección de animales vivos antes de su sacrificio para “la detección y la prevención de la propagación de enfermedades contagiosas”.

Por último, especifican que las inspecciones llevadas a cabo después de que el animal sea sacrificado “sólo podrán ser delegadas a otro personal cuando estén suficientemente capacitados y bajo la supervisión del veterinario oficial”.

Fuente: www.animalshealth.es

Publicidad