17 de octubre de 2018 17:03 PM
Imprimir

DESARROLLAN TÉCNICA QUE EVITA RECHAZO DE ÓRGANOS TRANSPLANTADOS EN ANIMALES

El avance con células madre también sería aplicable a los seres humanos.

Con células madre, investigadores del grupo de Farmacología de la Universidad del Valle lograron que el pulmón trasplantado de un cerdo, fuera recibido exitosamente por otro, lo que sería aplicable también en el cuerpo humano. Este avance científico, pionero en el mundo, también reduciría el gasto estatal que, tan solo en cuidados y medicamentos en pacientes de riñón, es cercano a los $3 billones anuales en el país.

Con el objetivo de solucionar estos problemas, un equipo de 22 investigadores, tanto del Grupo de Farmacología de la Universidad del Valle como externos, entre los que destacan cirujanos de trasplantes, veterinarios, biólogos moleculares, hematólogos y patólogos, liderados por el profesor José
Óscar Gutiérrez, emprendieron la misión científica, que hoy es innovadora en el mundo, y que resultaría promisoria para ser aplicada en seres humanos, puesto que lograron que un cerdo llamado Pachorón (nombre producto de la combinación de Pacho por el Papa Francisco, y Ron, de Ronald), recibiera un trasplante de pulmón sin presentar síntomas de rechazo alguno, que por lo general son: disminución del funcionamiento del órgano, molestia, dolor, inflamación, fiebre, dificultad respiratoria, entre otros.

El descubrimiento de este logro científico ‘Made in Colombia’ es un esfuerzo sobre el tiempo que comienza hace 20 años en el grupo de investigación ‘Farmacología Univalle’, de la Universidad del Valle, que empezó con la idea de quimerizar, es decir, encontrar el mecanismo para inducir tolerancia a un órgano trasplantado; y aunque las labores se realizaban por fases, fue en 2014 cuando, con recursos del Sistema General de Regalías, se centraron continuos esfuerzos para que, finalmente en 2017, los investigadores lograran trasplantar pulmones de cerdos hembra a cerdos macho.

El caso de Pachorón fue antecedido por otras cirugías a otros cerdos, de acuerdo al protocolo de médico, veterinario y de bioética, en las cuales a los operados se les hacía eutanasia para comprobar los efectos de rechazo o aceptación de los trasplantes en diferentes tiempos (a 1 día, 3 días, 1 semana y hasta 1 mes de recuperación).

Después de la revisión del mes, en el caso de Pachorón se decidió observar por un tiempo extra de un mes más, y cuando nadie se lo esperaba, el marrano había sobrepasado el año de vida, en perfecta salud y sin requerir ningún tipo de medicamento. Esto marca un hito en el desarrollo de los transplantes de órganos a nivel mundial. “Confiamos replicar este avance el próximo año en pacientes humanos con autorización del Comité de Ética. Inicialmente los beneficiados serían personas con falla renal porque el riñón es un órgano modelo de respuesta inmunológica, entonces lo que veamos allí en ese procedimiento podemos proyectarlo a otros como: el corazón, hígado, páncreas, intestino y miembros motores, cara, etc.”, detalla el profesor e investigador Gutiérrez.

Fuente: Agronegocios

Publicidad