18 de octubre de 2018 03:09 AM
Imprimir

Erica Otrera: “Ahora cada trabajador rural puede fiscalizar su historia laboral”

Hace unas semanas, durante una de las visitas que el Registro Nacional de Trabajadores Rurales (Renatre) a un establecimiento productor de arándanos en Tucumán, la gerenta ejecutiva de ese organismo, Erica Otrera, explicó a Bichos de Campo cómo funciona y qué ventajas tiene la nueva “libreta del peón rural”, que en realidad es semejante a una tarjeta […]

Hace unas semanas, durante una de las visitas que el Registro Nacional de Trabajadores Rurales (Renatre) a un establecimiento productor de arándanos en Tucumán, la gerenta ejecutiva de ese organismo, Erica Otrera, explicó a Bichos de Campo cómo funciona y qué ventajas tiene la nueva “libreta del peón rural”, que en realidad es semejante a una tarjeta bancaria y contiene un código QR que permite a cada empleado seguir su historia laboral.

“Esto lo que permite es que el trabajador pueda acceder a todos sus datos laborales a través del celular, ya que todos tienen uno. A través de una aplicación de lectura de códigos QR, se les abre un enlace en el mismo celular donde está toda la historia laboral de ese trabajador. Además están sus datos personales, ya que trabajamos con la base de datos del Renaper (Registro Nacional de las Personas) y aparte también pueden ver cualquier trámite que esté realizando en el registro, como por ejemplo una prestación por desempleo o un curso de capacitación”, indicó Otrera.

Mirá el reportaje completo con la gerenta del Renatre:

Para Otrera, lo más importante de la posibilidad de leer a distancia cada tarjeta, que es personal e intransferible, es que figuran todas las relaciones laborales del trabajador. “Te va a salir todos los Cuits para los que trabajaste, la remuneración que tenías declarada y la contribución al Registro. Esto lo que hace es que cada trabajador pueda ser fiscalizador de su historia laboral. Antes lo que sucedía con la libreta, es que quedaba en poder del empleador, y entonces el trabajador no podía ir auditando su situación”, indicó.

En el marco del Operativo Federal que está realizando el Renatre en todas las provincias, lo que se intenta hacer además de registrar a los trabajadores que permanecen en negro es reemplazar las viejas libretas por estas nuevas tarjetas. Falta mucho territorio por recorrer y mucho empleado por blanquear. Pero se notan las ganas de hacer el intento en serio.

Otrera contó que en el Renatre “este año tuvimos cerca de 350 mil Cuils diferentes registrados de enero a la fecha. Ahora los Cuils mensuales declarados de modo permanente son solo 200 mil, porque los trabajadores de cosecha se van declarando en distintas épocas del año”.

La ejecutivo del Registro que conducen el gremio Uatre y las cuatro entidades gremiales del agro, con participación también del Estado, reconoció que el campo “todavía tiene mucho trabajo en negro” y que la mayor dificultad está en las actividades zafreras y de economías regionales.

“Un 40% de los trabajadores que se encuentran cotizando en el renatre son de la ganadería. Le sigue soja y otras actividades que tiene que ver con oleaginosas. El porcentaje menos importante, y es en realidad donde hay mayor cantidad de mano de obra, son los trabajadores de cosecha y empaque, En ese rubro, es muy difícil la registración, porque hay muchos contratistas, a veces los trabajadores están uno o dos días y se van, a veces van cambiando de campo, y si bien nosotros tenemos sistemas de alta, a veces la comunicación por Internet no es posible desde el medio del campo”, argumentó Otrera.

La gerenta agregó que “nosotros estamos tratando de implementar métodos alternativos como este, en el que venimos directamente a la explotación a hacer la inscripción para aumentar la cantidad de trabajadores registrados”. Y avisó que “estamos desarrollando un nuevo sistema de fiscalización, que incorporará dispositivos como drones y tablets”.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad