19 de octubre de 2018 12:07 PM
Imprimir

Las microalgas pueden ser una solución para la alimentación porcina

El uso de las microalgas como suplemento alimenticio para porcinos, se efectúa beneficiándose del alto contenido en proteínas de estos microorganismos. Este es un proyecto del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) que ha realizado un convenio con una empresa privada para sacar adelante este desafío. Este es el reto del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), […]

El uso de las microalgas como suplemento alimenticio para porcinos, se efectúa beneficiándose del alto contenido en proteínas de estos microorganismos. Este es un proyecto del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) que ha realizado un convenio con una empresa privada para sacar adelante este desafío.

Este es el reto del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), tras 12 años de investigación. Para ratificar esta hipótesis, el ITCR firmó un acuerdo de transferencia tecnológica con la compañía Grupo Zamora, a través de su subsidiaria Porcina Americana, para desarrollar conjuntamente un plan a gran escala en una de las plantas de producción porcina de la compañía, localizada en Coris de Cartago, Costa Rica.

La Coordinadora del Grupo de Investigación de Microalgas de ITCRMaritza Guerrero, manifestó que “Ya nosotros desde el TEC (ITCR) hicimos hasta donde alcanzamos, los espacios, los recursos, necesitamos escalar a otra brecha. Lo mejor es aliarnos con una empresa que tenga precisamente todos estos requisitos”.– Medio – La Nación.

Este proyecto persigue aprovechar a las microalgas que son ricas en proteínas para convertirlas en una fuente de alimento para porcinos, se estima que este recurso llegue a sustituir una parte significativa de la soja que se utiliza para alimentar a estos animales de la explotación donde se realizará el plan piloto y la cual importa soja principalmente de EE.UU.

La gerente del Programa Nacional de Cerdos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de Costa RicaAlexandra Urbinaespecífico, en el Medio – La Nación, que producir la materia prima de alimentación en la granja bajaría los costos de producción, que al menos en porcinos depende de la tecnificación del productor, fluctuando entre 70% y 85%. Además, se produciría proteína de alto valor nutritivo, para personas con deficiencias cardíacas, con colesterol y atletas de alto rendimiento, de esta manera aquí estamos eliminando esa estigmatización que la carne porcina es mala.

Conforme a los expertos, estos beneficios nutricionales están relacionados con el importante contenido de aminoácidos presentes en las microalgas, siendo uno de los factores principales para la elaboración de insumos para alimentación animal.

 

El integrante del Grupo de Investigación en Microalgas, Fabián Villalta, indicó que “Otra característica que tiene es el contenido de ácidos grasos, tipo omega 3. Esto implica que además de dar un carácter nutricional, tiene un efecto benéfico en el animal, lo que podría representar una mejora en el bienestar de los animales y también del consumidor”.

Tal como lo indica su nombre, las microalgas, son algas microscópicas que no se pueden observar a simple vista. Habitualmente se encuentran en cuerpos acuáticos, como lagos, mares, lagos y hasta en los caños. Estas pueden tener diversos colores, lo cual además se refleja en la tonalidad del agua.

También, poseen una tasa de crecimiento rápido, convirtiéndolas particularmente atractivas para el uso industrial, debido a que en menos de una semana un cultivo es capaz de duplicar su masa. Por lo cual, genera un gran rendimientoalta capacidad para fijar dióxido de carbonoy rentabilidad.

Otra gran ventaja, es su capacidad de para limpiar el agua, ya que toman como nutrientes el nitrógeno, el fósforo y el potasio.

De acuerdo con estimaciones del grupo de investigación del ITCR, una hectárea de cultivo de estos microorganismos puede fijar hasta 155 toneladas de dióxido de carbono en un año, una cifra 30 veces superior a lo que se puede obtener por medio de una plantación equivalente con las especies de árboles típicos del trópico. –Medio – La Nación.

Las condiciones climáticas de Costa Rica son favorables para para desarrollar esta actividad, debido a que, en países tropicales como éste, la temperatura permanece constante durante todo el año, inclusive en la temporada lluviosa o seca, permitiendo que las microalgas puedan mantener su crecimiento continuo.

La aplicación de las microalgas no sólo se reduce a la alimentación de animales para la industria de la carne, ya que éstas se pueden explotar en la generación de pigmentos rojos para aves, biofertilizantes, los omegas para alimento en seres humanos, uso en la recuperación de pacientes y empleo en poblaciones desnutridas, entre otras. Hoy en día, los investigadores del ITCR inclusive están trabajando en la elaboración de vacunas usando este microorganismo.

Fuente: nutricionanimal.info

Publicidad