19 de octubre de 2018 12:39 PM
Imprimir

Un mal dato sobre las exportaciones de EE.UU. derrumbó el precio de la soja

El valor de la soja cayó ayer un 2,5% en la Bolsa de Chicago como consecuencia de las magras exportaciones semanales estadounidenses. Este “daño colateral” de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China les vuelve a marcar a los operadores la vigencia del conflicto y, sobre todo, sus consecuencias. Las pizarras reflejaron bajas […]

El valor de la soja cayó ayer un 2,5% en la Bolsa de Chicago como consecuencia de las magras exportaciones semanales estadounidenses. Este “daño colateral” de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China les vuelve a marcar a los operadores la vigencia del conflicto y, sobre todo, sus consecuencias.

Las pizarras reflejaron bajas de US$8,18 y de 8,08 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes resultaron de 317,28 y de 322,52 dólares por tonelada. Similar fue la caída para la harina de soja, que retrocedió de 356,81 a 348,66 dólares por tonelada.

En su reporte semanal sobre las exportaciones de granos estadounidenses, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) relevó ayer ventas de poroto de soja por 293.600 toneladas, por debajo de las 439.700 toneladas del informe anterior y del rango esperado por el mercado, de 600.000 y 1.000.000 de toneladas. Entre los compradores aparecen España, Holanda, México, Tailandia y Vietnam, pero no China.

Vale tener en consideración que para lograr cumplir con la meta de exportaciones que el propio USDA fijó para el ciclo comercial 2018/2019, de 56,06 millones de toneladas, las ventas semanales de EE.UU. deberían promediar los 1,08 millones de toneladas, un objetivo que ayer quedó lejos de la realidad.

El otro factor bajista que sumó presión sobre las cotizaciones de la soja fue el clima, en particular, el retorno del tiempo seco a las zonas agrícolas estadounidenses donde los excesos de humedad demoraban el progreso de la cosecha de la oleaginosa y ponían en riesgo la calidad del grano maduro. El lunes pasado -tras una semana muy lluviosa- el USDA relevó el avance de la recolección de la oleaginosa sobre el 38% del área apta, frente al 47% de igual momento de 2017 y al 53% promedio de los últimos cinco años.

En lo que va de la presente semana casi no hubo lluvias sobre los estados que aportan el mayor volumen de la soja estadounidense, por lo que los operadores prevén que el lunes próximo el USDA marque un importante progreso de la cosecha.

En la plaza local la soja también reflejó la tónica bajista externa. Las fábricas redujeron sus ofertas abiertas de 9300 a 9100 pesos por tonelada para el Gran Rosario, mientras que la exportación ajustó su propuesta de 9600 a 9400 pesos.

“El recinto de negocios volvió a mostrar la calma que se hizo habitual en las últimas semanas, con un nivel de actividad comercial moderado y con pocos compradores activos”, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario en su reporte diario.

Las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires mostraron quitas de US$4,70 y de 4,80 sobre las posiciones noviembre y mayo de la soja, cuyos ajustes fueron de 317,28 y de 322,52 dólares por tonelada.

Respecto de los cereales, ayer los exportadores pagaron $4800 por tonelada de maíz disponible para el Gran Rosario, $50 menos que el miércoles. Las ofertas se mantuvieron estables en 5000 y en 4800 pesos para Bahía Blanca y para Necochea.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los consumos ofrecieron entre 4900 y 5350 pesos por maíz seco, según calidad, condición y forma de pago.

El valor del trigo de la nueva cosecha se mantuvo sin cambios, en US$185 por tonelada para las entregas en diciembre sobre el Gran Rosario; US$190 para enero; US$195 para febrero, y en US$200 para marzo.
Por: Dante Rofi

Fuente: la Nacion

Publicidad