22 de octubre de 2018 11:43 AM
Imprimir

Los agrónomos bonaerenses todavía no pueden poner en marcha su colegio

El próximo viernes se cumplirán seis meses de que la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires sancionara la Ley 15.030 que estipula la creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales bonaerense (CIAFBA). Sin embargo, el cuerpo todavía no entró en funciones. ¿Las causas? Las mismas que llevaron a que el tratamiento […]

El próximo viernes se cumplirán seis meses de que la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires sancionara la Ley 15.030 que estipula la creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales bonaerense (CIAFBA). Sin embargo, el cuerpo todavía no entró en funciones.

¿Las causas? Las mismas que llevaron a que el tratamiento parlamentario se extendiera por más de un año: la burocracia y los eternos tiempos políticos de la Argentina. “No entendemos los motivos de semejante retraso. Hoy la ley aprobada en el ámbito legislativo está en estudio en la secretaría de Legal y Técnico. De ahí resta que lo firme el ministro de Justicia, el jefe de Ministros y por último la gobernadora Vidal”, explicó el ingeniero Fidel Cortese, uno de los impulsores de la iniciativa.
“Nuestra preocupación es que el avance en cada etapa lleva demasiado tiempo y hoy nuestro temor es que la gobernadora no firme el decreto antes de las Fiestas y lleguen las vacaciones, ya que eso estiraría los tiempos hasta finalizado el verano”, se lamentó Cortese.

De todos modos, Cortese manifestó que más allá de esta traba burocrática, “estamos actuando y participando en reuniones sobre temas que son de nuestra incumbencia como semillas, agroquímicos y aplicaciones entre otros”

“Los que restan son trámites administrativos, la firmas, pero no se no ha dado respuesta a los motivos de este retraso”, se sumó en la crítica el ingeniero agrónomo Edgardo Herrera de Pergamino.
De todos modos, Cortese manifestó que más allá de esta traba burocrática, “estamos actuando y participando en reuniones sobre temas que son de nuestra incumbencia como semillas, agroquímicos y aplicaciones entre otros”. De hecho, hoy los ingenieros se juntarán en la ciudad de Saladillo para seguir con la organización interna del futuro Colegio.

Largo camino 
El 26 de abril del 2018, y tras una ardua batalla en el ámbito parlamentario, las dos cámaras legislativas bonaerenses sancionaron la Lay que le da vida al Colegio. La iniciativa para la creación de este espacio surgió en 2016, a partir de la presentación de un proyecto de ley del diputado provincial por el Frente Renovador Ricardo Lissalde.

El diputado Ricardo Lissalde, impulsor del proyecto. Fidel Cortese con una bandera del CRIATA en la sesión del 26 de abril, cuando se aprobó la Ley

A efectos de su implementación, el proyecto divide a la provincia en cuatro regiones y establece un Consejo Directivo Provincial, integrado por dos representantes de cada región.
En la provincia de Buenos Aires, y según estiman desde la Red de Asociaciones de Ingenieros Agrónomos de Buenos Aires (RAIABA) existen unos 15.000 profesionales de este rubro, que a la hora de colegiarse tienen como única opción el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires (CIPBA).
Esta entidad nuclea cerca de 1500 ingenieros agrónomos, que no ocupan cargos y no tienen un peso específico en su vida institucional.
Una entidad de estas características, además de darle un marco de contención a la actividad, permitía contar con un espacio que trate de manera profesional temas sensibles para la cadena agroindustrial, como agroquímicos, envases y semillas.
Además, sería también un primer eslabón para empezar a unificar las ordenanzas municipales que complican a la actividad agrícola
Fuente: La Voz del Pueblo - Tres Arroyos -

Publicidad