23 de octubre de 2018 09:55 AM
Imprimir

Luis Etchevehere: “No seremos el supermercado del mundo si seguimos subiendo los impuestos”

El secretario de Agroindustria participa en París con una nutrida delegación empresaria de la mayor feria de alimentos del mundo. Allí sostuvo que “la alta presión impositiva nos saca de la cancha”.

Desde la SIAL, la feria de la Alimentación más importante del mundo, en los suburbios de Paris, el secretario de agrioindustria Luis Miguel Etchevehere lanzó un grito de alarma a quieres quieren imponer más presión impositiva al campo argentino y en especial, a sus chacareros.”No vamos a ser el supermercado del mundo si seguimos aumentando los impuestos”.

“Yo creo que en general, todo lo que sea tener impuestos por encima de lo que tienen nuestros competidores, nos saca de la cancha. La mejor vara que podemos tener, si queremos ser una potencia agroindustrial proveedora de alimentos a todo el mundo, es tener por lo menos condiciones similares a la de los países que compiten con el nuestro. Y condiciones similares significa moneda estable y tasa de interés similar a las que tienen los productores o los productores de alimentos o los agroindustriales que producen en otros países” dijo en una entrevista con Clarín en la feria.

Etchevehere, ex presidente de la Sociedad Rural,abogado y martillero, llegó al frente de delegación a la Sial con un pabellón argentino de 850 metros de carne vacuna distribuidos por el IPCVA a 28 compañías,productos avícolas, lecheros, el pabellón del Instituto Nacional de la Yerba Mate, los lácteos y el Consejo Federal de Inversiones.

-¿Por qué es tan importante que Argentina esté en la SIAL y cuál es su potencialidad?

-Es importante porque la Argentina es uno de los principales actores a nivel mundial en la producción de alimentos. Estamos produciendo alimentos para diez veces nuestra población, para más de 400 millones de personas y nuestro potencial es producir alimento, dentro de tres o cuatro años, para más de 600 millones de personas. Y el presidente Macri nos ha marcado el camino, desde que ganó las elecciones en el año 2015 y asumió el gobierno .Nos propuso no solamente ser el granero del mundo sino también convertirnos en supermercado del mundo.Esta es una de las ferias de las más importantes que hay, donde todos los principales actores vienen a buscar sus clientes, a buscar las góndolas. Y Argentina tiene que estar. Hay casi 200 empresas en diferentes lugares de la feria.

-¿Cuál es la estrategia hoy Argentina en esta SIAL?

-Tener presencia, incrementar ventas y ganar nuevos clientes. Hay muchos de los expositores que hace muchos años vienen que ya tienen su clientela.Nuestra presencia acá es seguir ganando en presencia en otros lugares. Voy a tener bilaterales con la ministro de agricultura de la India, que potencialmente es un mercado que nos interesa. Tenemos presencia pero no toda la que quisiéramos. Entendemos que podemos hacer una alianza estratégica con la India. Además es la oportunidad para seguir estrechando lazos y seguir generando confianza mutua, lo mismo que sucede con el G20 de altísimo impacto en ese sentido.Todo lo que es logística, infraestructura, eliminar aranceles, eliminar trabas burocráticas que no tienen sentido, bajar presión impositiva, es clave. Bajar presión impositiva es clave porque tenemos productos de altísima calidad, que muchas veces quedan fuera de competencia , por la alta carga impositiva que todavía hay en nuestro país.

-¿Por qué le cuesta a la Argentina tanto conseguir mercados?¿Es por la falta de continuidad,la calidad, por las diferentes políticas económicas a lo largo de los años, que no establecen un orden para los de afuera?

-Los separaría en dos aspectos. Desde que asumió el presidente Macri, hemos abierto o reabierto más de 160 mercados. Por un lado está el aspecto del protocolo sanitario. Es adaptar la realidad al SENASA y todo lo que es el seguimiento y el cumplimiento de los protocolos sanitarios que nos propone cualquier mercado. Y por otro lado está el tratado de libre comercio. En ese casó tenemos que ir junto con el Mercosur.En eso también hemos hecho avances en el sentido que se ha acelerado la negociación con la Unión Europea.

-Para Europa lo más importante hoy es la trazabilidad, especialmente con el nuevo caso de “vaca loca” en Escocia. Con todos estos problemas sanitarios que surgen. ¿Cómo funciona la trazabilidad?

-Funciona muy bien, aunque siempre se puede mejorar. Nosotros tenemos que ir al frente de la necesidad de los consumidores, permanentemente demostrando y divulgando que nuestros alimentos tienen altísima calidad y que son inocuos. Y, ¿cómo se demuestra eso? A través de la trazabilidad y de las certificaciones. Esa es una estrategia de marca país.

-¿Usted está a favor o en contra de ésta suba de impuestos al campo?

-Lo que yo quiero decir es que no vamos a ser el supermercado del mundo si seguimos aumentando impuestos al sector que hoy genera el 60% de las divisas que ingresan al país y es responsable de buena parte de la mano de obra.

-¿Y cómo lo van a impedir?

-Esto se tiene que debatir en el Congreso a través del presupuesto.Pero al salir al mundo con nuestros alimentos, que generan inversión y empleo en los lugares más recónditos de la Argentina, tenemos que competir con países que no tienen la misma presión impositiva que el nuestro, sino sensiblemente menor. Entonces nos tenemos que poner por lo menos en las mismas condiciones impositivas y las mismas condiciones crediticias que los países que compiten con Argentina, a la hora de llegar a las góndolas.

¿Pero quién quiere estos impuestos, el gobierno o los gobernadores,que quieren hacer caja?

-Es difícil determinarlo. Pero ,en definitiva, la política es responsable de que el gasto esté relacionado con la situación económica de nuestro país. La política en general es la responsable de dar respuestas y tener un presupuesto equilibrado, con déficit cero o sin déficit, qué es lo mismo.

-Esta clase de impuestos lleva a los chacareros, a la gente que votó a Macri, a la quiebra.

-Es una presión impositiva altísima. Entendemos que el sector privado está haciendo su esfuerzo, que está soportando una presión impositiva muy alta. Y que en muchos aspectos, buena parte de lo que es el sector público, todavía no lo ha hecho en diferentes niveles, municipal, provincial y nacional. Señores, tenemos productos alimenticios muy competitivos. No arruinemos esta oportunidad que nos da el mundo, subiendo impuestos internos que nos dejan fuera de la cancha.

-Hay preocupación y hay malestar en el campo, el sector que le hizo ganar las elecciones al presidente Macri, por nuevos impuestos. ¿Qué van a hacer?

-Tenemos que adaptar el gasto de la Argentina a la realidad económica del país. Es clave lo que se está debatiendo ahora en el Congreso. Tendremos que llegar, tenemos que llegar a un presupuesto donde el año que viene podamos alcanzar el déficit cero. Y de esa manera que baje la tasa de interés y que baje la inflación. Ya a mi entender el sector privado no resiste más impuestos. Y eso, hablando de competitividad, es un elemento central a la hora de salir a competir. No solamente por los costos, por el costo del dinero , sino también porque ese costo evita que podamos lograr más mercados. Esa falta de financiamiento o el financiamiento caro. Entonces  adaptar el gasto público a la realidad económica del país. Y no gastar más de lo que el Estado recauda.

-¿El impuesto está en tratamiento legislativo?

Está en tratamiento en el Congreso. Y sabemos que hay diferentes posturas. Hay posturas que están a favor de llevar adelante lo de bienes personales y hay otros que no. Así que esperemos que el debate haga que no se incremente la presión impositiva.

-¿Usted no está de acuerdo con este impuesto que quieren aplicar al campo?

-Creo que en general, todo lo que sea tener impuestos por encima de lo que tienen nuestros competidores, nos saca de la cancha. La mejor vara que podemos tener, si queremos ser una potencia agroindustrial proveedora de alimentos a todo el mundo, es tener por lo menos condiciones similares a la de los países que compiten con el nuestro. Y condiciones similares significa moneda estable y tasa de interés similar a las que tienen los productores o los productores de alimentos o los agroindustriales que producen en otros países.

-Pero incorporar los inmuebles rurales a bienes personales va a afectar a los chacareros, que son los que tienen los campos a nombre propio…

-El debate está en cursos y todavía no está dada la última palabra.

-Esta decisión va a ser más beneficiosa para los que se manejan con fideicomisos, con ingeniería financiera, con grandes compañías. Es un impuesto que perjudica a los chicos y favorece los grandes.

-Justamente ese es el debate que se está dando y que se va a seguir dando en el Congreso . Esperamos que puedan llegar a una decisión razonable en este aspecto.Porque en definitiva, un país como Argentina, que decimos recién que somos potencia alimentaria a nivel mundial, que desconozca esta realidad, quitándole competitividad al sector que genera el 60% de las divisas, no se entiende por un lado. Por otro lado también entendemos y remarcamos que el gasto público se tiene que adaptar a la realidad económica del país. De esa manera, poder dar competitividad a aquellos sectores que son los que generan las divisas que van a ayudar a mejorar la economía de la Argentina.

-En un año electoral eso daría la sensación de lo que muchos dicen: que el presidente Macri es el presidente para los ricos y no para los pobres.

-En un año electoral no tendría que haber esa diferencia. Es cierto que eso tendría que ser un tema de conciencia todos los años.Si todos coincidimos en que queremos generar empleo formal en el sector privado, se va a generar en la medida que haya competitividad. Y si hay un Estado que compite con el sector privado a la hora de tomar créditos y levanta las tasas de interés, eso no va a suceder. Eso ya ha pasado en la Argentina. Sería interesante poder tener el presupuesto que hablábamos recién, que ayuda a querer que viene tengamos déficit cero y de esa manera que baje la tasa de interés y la inflación.

-Usted discutió este tipo de impuestos con Dujovne, también habló con Sica, ¿o no?

-Estamos permanentemente hablando estos temas con todos los funcionarios. Es un tema que preocupa y que es de permanente intercambio, digamos, entre todos nosotros.

Si Macri está en el poder fue gracias al campo y siempre el campo debe pagar las crisis argentinas, históricamente, ¿por qué?

-Hoy más que campo o no campo, la solución pasa por la política. Independientemente que estemos en esta cartera y hablemos de agroindustria. Creo que hoy es el momento de la política, de tener actitudes que vayan en camino de enderezar para siempre la economía argentina. Son irreemplazables, en este caso, los legisladores a la hora de votar en una ley presupuestaria.

-¿Por qué la política no se ajusta en la Argentina?

-Porque no se ha ajustado en el pasado vivimos de crisis en crisis. Porque estábamos viviendo de una manera irreal, con dinero prestado o no pagando los compromisos o mirando para otro lado a la hora de tener un gasto acorde. Ahora tenemos una gran oportunidad de poder hacerlo y en estos días se está debatiendo ese tema.

Fuente: Clarin

Publicidad