24 de octubre de 2018 10:14 AM
Imprimir

Caña de azúcar: descubren 5 genes que puedan darle resistencia a la sequía

Es un hallazgo de investigadores brasileños y belgas. Esperan incorporar los genes en cañas OGM.

Un grupo de investigadores de Brasil y de Bélgica identificaron un conjunto de cinco genes que, al activarse permanentemente, pueden dotar a la caña de azúcar de una mayor tolerancia contra la sequía.

Los técnicos pertenecen al Instituto de Biología de la Universidad de Campinas (Unicamp) y al Vlaams Instituut voor Biotechnologie (VIB) de Bélgica, encabezados por el investigador Dirk Inzé. Y tuvo financiamiento de la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de San Pablo (Fapesp).

“Remitimos la patente de esos genes el mes pasado. Y ahora pretendemos analizarlos en plantas transgénicas de caña de azúcar. Luego se los licenciaremos a empresas interesadas”, declaró Marcelo Menossi Teixeira, docente del IB-Unicamp y coordinador del proyecto.

La investigación se puso en marcha en 2007 en una variedad de caña de azúcar plantada en el estado de Alagoas, en el nordeste de Brasil, en condiciones de sequía. El equipo del profesor Laurício Endres, de la Universidad Federal de Alagoas, se encargó de ese experimento.

Los análisis de la expresión génica revelaron la existencia de centenas de genes expresados de manera distinta en la caña de azúcar y con respuesta al estrés hídrico. Al caracterizarlos, los investigadores detectaron que algunos de esos genes se encontraban más activados.

Dado que tardarían varios años para confirmar en campo el rol de los genes candidatos en variedades transgénicas de caña de azúcar, los investigadores pusieron en práctica la idea de testear algunos de dichos genes en tabaco, el cual que también se planta en condiciones de sequía. Sucede que esta especie tarda tan sólo entre siete y ocho meses para crecer, y su manipulación resulta más fácil en comparación con la caña de azúcar, explicó Menossi.

Mediante una colaboración con pares belgas, los investigadores brasileños también pusieron a prueba los genes en mostaza silvestre (Arabidopsis thaliana), una planta muy empleada como modelo en estudios genéticos.

Los análisis de las plantas transgénicas cultivadas con los genes sobreexpresados confirmaron que los mismos dotaban de una mayor resistencia al estrés oxidativo y a la sequía.

“Constatamos que la caña de azúcar activa estos cinco genes cuando se encuentra en condiciones de estrés hídrico con el fin de protegerse contra tal situación de sequía”, afirmó Menossi en declaraciones a agencias de noticias internacionales.

“Nuestra idea consiste en efectuar modificaciones genéticas en la planta, de manera tal de activar permanentemente esos genes, y así dejar a la planta preparada para una situación de sequía, es decir: que exhiba un mejor desempeño en tales condiciones”, sostuvo.

En pruebas de laboratorio, los investigadores confirmaron que variedades con organismos genéticamente modificados (OGM, transgénicas) de caña de azúcar con algunos de esos genes en constante estado de activación exhibieron una mayor tolerancia a la sequía.

“Nuestro objetivo consiste en obtener una caña de azúcar transgénica capaz de soportar largos períodos de tiempo sin irrigación y que muestre un rápido crecimiento”, dijo Menossi.

Noticias AgroPecuarias

Fuente:

Publicidad