24 de octubre de 2018 13:12 PM
Imprimir

Caen las acciones de Bayer tras juicio contra herbicidas

Las acciones de Bayer AG se desplomaron después de que el conglomerado alemán no lograra persuadir a un juez del estado de California para anular el veredicto de un jurado en el primer juicio sobre las denuncias de que su herbicida Roundup produce cáncer.

Las acciones cayeron hasta un 8,5 por ciento en las operaciones de Fráncfort, el mayor descenso desde el primer veredicto del jurado en el caso el 13 de agosto, a pesar de que el juez dijo el lunes que los pagos por perjuicios deberían reducirse a US$78,6 millones desde US$289 millones. Bayer afirmó que planea apelar el fallo. La jueza de la Corte Superior de San Francisco, Suzanne Ramos Bolanos, rechazó los argumentos de Bayer de que el jurado no tenía ninguna base para concluir que el herbicida causó cáncer a un ex jardinero de escuela.

La decisión no es un precedente legal para miles de juicios relacionados en Estados Unidos, pero alentará a los demandantes a seguir adelante con sus alegaciones. Para Bayer, el fallo “no es una buena noticia”, dijo Thomas G. Rohback, un abogado litigante que no está involucrado en el litigio de Roundup. “Desde la perspectiva de Bayer, la mayor preocupación es que se dice que hay suficiente evidencia científica para respaldar el caso del demandante”. Ingresos no percibidos El jurado otorgó una compensación de US$39,3 millones para compensar al ex jardinero Dewayne Lee Johnson por los ingresos que dejó de percibir y la pérdida de disfrute de la vida.

También se concluyó que Monsanto Co., que Bayer adquirió este año, debería pagar US$250 millones como castigo por ocultar los peligros del herbicida. Ya hay otros 8.700 demandantes que sostienen que el ingrediente clave en Roundup, el glifosato, produce cáncer, por lo que extrapolar el nivel del fallo actual a todos los casos apunta a una obligación de aproximadamente US$680.000 millones, escribió Ian Hilliker, analista de Jefferies LLC en Londres, en una nota a los clientes.

Bolanos dijo que no hay justificación legal para que los daños punitivos sean más de siete veces mayores que la indemnización compensatoria. En cambio, dijo que según el derecho constitucional, la proporción debería ser de 1 a 1. El juez estableció el 7 de diciembre como fecha límite para que el demandante acepte un total de US$78,6 millones. Si Johnson lo rechaza, Bayer tiene derecho a un nuevo juicio por daños punitivos, dijo. Los abogados de Johnson dijeron que están sopesando sus opciones. “Aunque creemos que una reducción en los daños punitivos no estaba justificada y estamos sopesando las opciones, nos complace que el tribunal no haya cambiado el veredicto”, según un comunicado emitido por los bufetes de abogados de Michael Baum y Michael Miller.

“La evidencia presentada ante este jurado fue, francamente, abrumadora”. Bayer mantuvo su postura de que el glifosato ha demostrado ser seguro en los estudios requeridos por los reguladores en EE.UU. y Europa. La sustancia química se aprobó por primera vez para su uso en el herbicida de Monsanto en 1974. Aunque se convirtió en el herbicida más popular y ampliamente utilizado en el mundo, la cuestión de si produce cáncer es debatida acaloradamente por ambientalistas, reguladores, investigadores y abogados.

Señal de alarma

La compañía alemana trató de convencer a Bolanos de que el jurado no presentó pruebas científicas suficientes para responsabilizar a Monsanto por el linfoma no Hodgkin de Johnson. En su refutación a la evidencia, Bayer atacó el testimonio del experto en oncología de Johnson, a quien el juez describió como el eje del caso de Johnson. Chadi Nabhan testificó que Johnson era mucho más joven que el paciente promedio que desarrolla un linfoma no Hodgkin, lo que levantó una señal de alarma, según la decisión.

Los inversores de Bayer se aterraron con el veredicto inicial del jurado del 13 de agosto, lo que provocó una liquidación que hizo que las acciones sufrieran la peor caída en 7 años. La compañía se está preparando para los próximos juicios de prueba en el tribunal estatal de St. Louis y el tribunal federal de San Francisco en febrero.

El caso es Johnson v. Monsanto Co., CGC-16-550128, Corte Superior de California, Condado de San Francisco (San Francisco).

Fuente: Notife

Publicidad