24 de octubre de 2018 13:29 PM
Imprimir

En el año Brasil exportó ganado en pie por U$S 301 millones

Brasil estima que el mercado iraní tiene el potencial de adquirir por año unas 100.000 cabezas con la perspectiva de expansión a medio plazo, lo que se logrará a medida que avancen las relaciones comerciales entre ambos países.

Entre enero y julio de 2018 Brasil realizó exportaciones de ganado en pie por U$S 301 millones. El director del Departamento de Salud Animal (DSA) del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) dijo que esa modalidad de ventas al exterior “contribuye a la mejora de la rentabilidad del ganadero, que logra mejorar la sanidad de sus animales, los protocolos nutricionales y la gestión de la propiedad, generando empleos e ingresos de cambio”.

En los últimos siete años (2010-2017) la exportación de ganado en pie generó U$S 3.700 millones en divisas para el país. El año pasado, la exportación de vacunos vivos respondió por facturación de más de U$S 276 millones.

El registro de enero a julio de 2018 los embarques alcanzaron los U$S 301 millones.

 

GANADO EN PIE A IRÁN.

Brasil apuesta a la exportación en pie y continuará haciéndolo. Ayer el DSA informó la exportación de ganado en pie a Irán y planea hacerlo a Tailandia e Indonesia.

El director de DSA Guilherme Marques comentó que para lograr ese mercado fueron “decisivos” que “en los últimos años” el país contara con “reconocimientos sanitarios obtenidos ante la Organización Mundial de Salud Animal (OIE), como el de país libre de fiebre aftosa con vacunación y de pleuropneumonía contagiosa”, así como sin “riesgo insignificante para la encefalopatía espongiforme bovina” (EEB o Mal de la Vaca Loca).

“Las conversaciones entre el DSA y los iraníes venían siendo mantenidas desde finales de 2014” y fueron “complejas”, recordó Marques.

“Los constantes accesos a nuevos mercados a la exportación de ganado brasileño, impulsaron esta negociación. Los próximos países que podrán comprar vacunos a Brasil son Tailandia e Indonesia”, dijo el jerarca.

“La diversificación de los mercados es favorable a los productores y puede propiciar la negociación de otros commodities”, añadió.

 

POTENCIAL: 100.000 CABEZAS POR AÑOS.

Brasil estima que el mercado iraní tiene el potencial de adquirir por año unas 100.000 cabezas con la perspectiva de expansión a medio plazo, lo que se logrará a medida que avancen las relaciones comerciales entre ambos países.

La exportación de ganado vivo es una actividad practicada sólo por países que poseen rígido control sanitario de sus rebaños, y representa canal de salida de la producción para el productor rural

Marques recordó que “la actividad contribuye a la mejora de la rentabilidad del ganadero, que logra mejorar la sanidad de sus animales, los protocolos nutricionales y la gestión de la propiedad, generando empleos e ingresos de cambio”.

Fuente: todoelcampo.com.uy

Publicidad