25 de octubre de 2018 11:45 AM
Imprimir

Enfermedad que arremete contra bovinos y afecta a los humanos

La bacteria, el Bacillus anthracis, se transmite de los animales al hombre pero no se contagia entre personas enfermas o convalecientes. Se caracteriza por muerte súbita del animal con perdidas de sangre no coagulada a través de los orificios naturales del animal. Ayer, tal como se informó en la edición anterior de EL TIEMPO, comenzó […]

La bacteria, el Bacillus anthracis, se transmite de los animales al hombre pero no se contagia entre personas enfermas o convalecientes. Se caracteriza por muerte súbita del animal con perdidas de sangre no coagulada a través de los orificios naturales del animal.

Ayer, tal como se informó en la edición anterior de EL TIEMPO, comenzó a regir en todo el país el período de vacunación contra el Carbunclo. Con la sangre y las heces, se eliminan los esporos que quedan en el suelo y de este modo son ingeridos por otros rumiantes al alimentarse. Estos esporos son resistentes a factores ambientales (físicos y químicos), logrando persistir varios años en el suelo sin dejar de ser viables. La supervivencia de los esporos está favorecida por los suelos ricos en calcio y nitratos, suelos mal drenados, con pH neutro o ligeramente alcalinos.

Ante la detección de casos o sospecha de enfermedad, debe notificarse a la oficina del Senasa más cercana para la implementación de las medidas de control y prevención apropiadas: la vacunación de todo el ganado considerado en riesgo, deposición segura de los restos de animales muertos, e indicación de las medidas de protección para las personas que trabajen en contacto con animales.

Debido a la difícil contención de la enfermedad, se recomienda la vacunación anual del ganado en los establecimientos agropecuarios con antecedentes de carbunclo, así como usar siempre guantes para las tareas de campo y no compartir los cuchillos que se emplean para los trabajos con los animales y en la casa.

Al ser una enfermedad zoonótica, el hombre se contagia cuando manipulan animales enfermos o sus restos.

Formas de contagio 

El Senasa informó tres formas en que el hombre puede infectarse:

-Al consumir carne de animales enfermos (carbunclo digestivo o intestinal)

-Al inhalar esporos dispersos en el medio ambiente (carbunclo respiratorio o pulmonar)

-Penetración de los esporos a través de heridas en la piel (carbunclo dérmico).

Medidas de prevención 

-Ante la sospecha de muerte por carbunclo, no cuerear ni mover los animales, llamando al veterinario para hacer un buen diagnóstico o dirigirse a

-No quemar los cadáveres debido a que provoca la diseminación de esporos y el contagio por vía aerógena. En lo posible, enterrar los animales muertos y colocar cal viva para su destrucción.

-Consumir productos cárnicos provenientes de frigoríficos o mataderos habilitados y fiscalizados por personal veterinario.

-Vacunación anual de bovinos de 6 meses a 2 años en la primavera, luego repetir anualmente. La inmunidad se da después de 10 – 14 días.

Fuente: Agromeat

Publicidad