25 de octubre de 2018 12:03 PM
Imprimir

Alejandro Berrutti desde SIAL París: “El stand de Argentina es una fiesta”

Mercados mundiales demandan carne pero los precios “están en sintonía con Argentina y Brasil”.

En pocos años les cambió la cara a los integrantes de la industria frigorífica de Argentina. Pasaron de tener todo tipo de trabas para volcar su producto en los mercados internacionales, con un saldo exportable mínimo; a ser la estrella de la feria por la competitividad ganada luego de la fuerte devaluación de su moneda, que se sumó a la eliminación de las trabas por parte de la actual administración de gobierno.

El stand de Argentina “es una fiesta”, graficó Alejandro Berrutti, broker de carnes y director de Berrutti United Breeders & Packers, quien en su decimosexta participación consecutiva en las ferias europeas ha podido observar de cerca la evolución del sector cárnico de los vecinos.

La situación argentina contrasta con la de Uruguay. Berrutti opinó que Uruguay está afrontando dos grandes dificultades: los altos costos operativos en relación con los demás países de la región y el costo de la materia prima. “Colegas argentinos no logran entender por qué existe un diferencial de precio entre el novillo uruguayo con el resto de los países cuando los mercados (a los que se vende) son prácticamente los mismos”, expresó Berrutti.

Actualmente el novillo gordo en Uruguay cotiza entre US$ 3,35 y US$ 3,37 el kilo a la carne, mientras que en Argentina, de acuerdo a información de Faxcarne, se paga a US$ 2,48 y en Brasil US$ 2,56, una diferencia de US$ 0,89 y US$ 0,81 centavos, respectivamente, cuando los países como proveedores juegan en la misma cancha.

El broker agregó: “Hoy Uruguay pretende ciertos valores y los compradores van en la sintonía de Argentina y Brasil, es un diferencial importante que se valida por vender a valores internacionales muy buenos y con costos de materia prima muy bajos”.

Fuente: El Pais

Publicidad