26 de octubre de 2018 10:09 AM
Imprimir

SIAL París finalizó con “incertidumbres” y “desafíos” para Uruguay

Falta de competitividad frente a la región fue un tema central.

Finalizó el Salón Internacional de la Alimentación (SIAL) en París con muchas incertidumbres y preocupaciones sobre el futuro del mercado mundial de la carne vacuna; pero con la participación de un número muy importante de importadores dispuestos a comprar el producto, aunque a valores inferiores a los aspirados por Uruguay.

El representante de las Cooperativas Agrarias Federadas en la Junta del Instituto Nacional de Carnes (Inac), Jorge Slavica, se mostró impresionado por las dimensiones de la feria, la cantidad de expositores participando y la fluidez de público en los distintos stands.

Slavica destacó a Rurales El País la “importante oferta y agresividad” de Argentina y Brasil. Y agregó: “Hemos conversado con gente de Argentina y están con un optimismo muy alto con el negocio de la carne. Han pasado rápidamente de situaciones adversas a prometedoras”.

Al mismo tiempo, el representante de los productos entiende que el país vecino ha tomado una estrategia de mayor agresividad en la venta de carne, sumado a una disminución de precios del producto que hoy les permite cerrar más negocios. “No hay dudas que les está yendo muy bien” y eso “implica que en algunos mercados que tenemos coincidencias, son mayores las dificultades para concretar negocios”, subrayó.

En cuanto al comercio en Europa, Eduardo Urgal, representante de la Cámara de la Industria Frigorífica en la Junta del Inac, también se manifestó sorprendido por la agresividad de Brasil, en una época del año que no hay necesidad de “pinchar” el mercado. “En productos enfriados o congelados, por fuera de las cuotas, hay una diferencia del cuarenta por ciento, que no es chica y ha hecho que muchos clientes que normalmente compran carne en Uruguay no se hayan acercado ni a saludar”, comentó.

Según Eduardo Urgal, el comportamiento de Brasil se debe una mayor oferta agregada en la producción y, a pesar que el real ha recuperado en las últimas semanas, a un precio de la hacienda que está bastante más bajo comparado con Uruguay.

Explicó que “los mercados de carne de alta calidad son los menos afectados frente a los de volumen, que es realmente donde se juega el partido”. Además sumó: “Con un cuarenta por ciento de diferencia no hay chances de arreglo. Con Brasil tenemos el discurso de las razas pero en Argentina no. Es cuestión de pasar por el stand de ellos y están con una risa de oreja a oreja”.

 

Futuro. Jorge Slavica dijo que Uruguay es “muy reconocido” y “está bien posicionado” en el mundo por su seriedad institucional y garantías sanitarias cuando se vende el producto, pero asegura que “eso no quiere decir que tengamos las puertas abiertas de ojos cerrados”. Comprende que más allá de esas ventajas, “se debe negociar y competir con otros proveedores que a veces tienen mejores condiciones que nosotros”.

El representante de CAF en la Junta del Inac explicó que el negocio agroexportador en Uruguay cuenta con elementos desafiantes interna y externamente. “Hoy tenemos altos costos que implican dificultades para colocar los productos en el exterior. Eso se debe trabajar en el país, es necesario disminuir los costos para mejorar la rentabilidad del negocio”, cerró.

Fuente: El Pais

Publicidad