28 de octubre de 2018 12:00 PM
Imprimir

En México la biotecnología,
 es un tema incómodo

El equipo de trabajo más cercano que integró el Presidente electo, y que lo conforman 63 personajes, no está exento de conflictos de interés, dadas sus relaciones de parentesco
 o al ser propietarios de distintas empresas. Esta es una radiografía de esos funcionarios

El uso de transgénicos y semillas biológicamente modificadas, podría convertirse en el primer conflicto de interés en la administración de Andrés Manuel López Obrador. Uno de los hombres que será de los más poderosos en Palacio Nacional, Alfonso Romo, junto con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, que dirige Víctor Villalobos, hacen el equipo perfecto para promover este tipo de técnicas que han favorecido en el mundo a empresas como Monsanto.

Aunque este grupo no es el único del equipo de trabajo del presidente electo que cuenta con relaciones empresariales, sí es el que aparece con un mayor vínculo con empresas de gran tamaño y actividad. Villalobos es un conocido investigador y científico que ha estado muy de cerca de la industria de modificación vegetal para el consumo humano, una técnica que ha sido rechazada por académicos y grupos ambientalistas nacionales. Y Romo está relacionado directamente con más de 10 empresas de diferentes áreas, pero es Seminis y Synthetic Genomics, de la que ha sido consejero, la que lo vincula con labores de biotecnología en México, con presencia a nivel internacional, y relacionada con la empresa Monsanto que recientemente adquirió Bayer.

Otro ejemplo de los posibles conflictos de interés que pueden generarse, por ejemplo surge desde la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que encabezará Javier Jiménez Espriú. Sus hermanos tienen empresas que han ganado varias licitaciones o concesiones relacionadas a la dependencia. Su hermano Enrique es propietario de Desarrollo Náutico Integral S.A. de C.V., que ha ganado contratos portuarios. Mientras que Eduardo Jiménez Espriú controla Proyectos Productivos de Nayarit S.A de C.V.

En sólo cinco semanas, se dará la sucesión presidencial, y con ello se formalizará el nuevo gobierno. Una revisión de los currículums de los secretarios y subsecretarios de cada dependencia revela que es el área de Economía y Finanzas la más sólida, pues todos sus funcionarios poseen posgrados en el extranjero y una parte de ellos ha trabajado en organismos nacionales e internacionales.

En contrario, el área de Energía es la que tiene a los menos preparados. Aunque Rocío Nahle es ingeniero, los directores y subsecretarios tiene más una carrera política y partidista, que técnica.

De los 18 secretarios de Estado, la gran mayoría, un total de 12, se han preparado en universidades extranjeras, y el resto en instituciones nacionales. Y en cuanto a la edad, el sector social y político del gabinete es el que tiene una edad que supera los 50 años. Aunque en el área económica se ubica el servidor público de mayor edad, Manuel Barttlet, con 82 años, que estará al frente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Inicio_Transicio769n_AMLO_EPN-3

En un acto inédito, el pasado 20 de agosto, el gabinete de López Obrador acudió a Palacio Nacional, donde coincidió con el equipo saliente de Enrique Peña Nieto. Foto: Cuartoscuro

El peligro, un ejemplo

Durante los siete años que Víctor Manuel Villalobos fue responsables de Asuntos Internacionales en la Sagarpa, se realizaron convenios y negociaciones con Estados Unidos y Canadá para beneficiar las prácticas científicas dentro del campo mexicano. Por ejemplo, en 2003, como subsecretario de Agricultura, se firmó el acuerdo “Requisitos para la documentación de organismos vivos modificados para alimento humano o animal, o para procesamiento” conocido como el Tratado de Libre Comercio de la agricultura.

Este proyecto comercial daba entrada a todo tipo de productos y semillas sin revisión de su etiquetado. Las empresas como Monsanto, Pionner y Syngenta comenzaron a realizar entonces pruebas de maíz transgénico principalmente en los estados de Puebla y Oaxaca.

Villalobos ha defendido el manejo entre las naciones de los Organismos Vivos Modificados (OVM). Su tesis, en los Foros de Kuala Lumpur, es que los países deberían de tener la opción del etiquetado de las semillas que se utilizan. Estados Unidos y Canadá sostienen esta misma postura y no han firmado ningún convenio sobre seguridad biotecnológica desde inicios del milenio.

Entre 2002 y 2003, pesó un escándalo sobre el entonces subsecretario por el hallazgo de contaminantes en el maíz transgénico que se cultivaba en el estado de Oaxaca. Se responsabilizó a la dependencia por una falta de supervisión de los experimentos agrónomos hechos en México. Por estos hechos Greenpeace presentó una denuncia ante la PGR con folio 93/UEIDCSPCAJ/04; así como la denuncia por responsabilidad administrativa en el órgano de control de Sagarpa con número de expediente 08/014/OIC/Q/009/05.

En 2004 se aprobó la Ley de Bioseguridad, conocida como Ley Monsanto, uno de los promotores fue Villalobos. La legislación, entre otras características, no prevé las consultas públicas para saber si las comunidades estaban de acuerdo con la siembra de transgénicos, perdona a las compañías de la responsabilidad por contaminación y permite que las comunidades en riesgo no fuesen notificadas.

Actualmente Romo “es inversionista fundador de Synthetic Genomics, una compañía creada por el Dr. Craig Venter para desarrollar y comercializar tecnologías genómicas”, dedicada a la modificación del ADN de los animales. Además de Enerall, que se dedica a la modificación de suelos mediante microbios modificados genéticamente. Sin embargo, Romo también fue dueño de la empresa Seminis, un consorcio que fue vendido a la empresa Fox Paine y que casi un año después fue adquirida por Monsanto.

La empresa Fox Paine obtuvo ganancias por más de 950 millones de dólares. Y con esa adquisición Monsanto se convirtió en la empresa líder en el área de los transgénicos en Latinoamérica, con actividad comercial en 125 naciones.

Publicado por Jonathan Nácar y Jair Avalos
Fuente: www.ejecentral.com.mx

Publicidad