29 de octubre de 2018 01:19 AM
Imprimir

España se convierte en referencia de productos “halal”

En plena “guerra” mediática con Arabia Saudí no hay que olvidar que no todo lo que exporta España a este país es malo.

Conchi Nieto defiende Europa con mucho empeño: “Los que trabajamos en exportación de alimentos sabemos apreciar el mercado único y el Euro. En nuestro sector de vacuno es casi imposible exportar a terceros países fuera de la UE por la complicación con normas y aranceles”. Muchos países como EEUU protegen sus mercados de carne, y no solamente desde Trump. Pero Conchi y sus dos hermanos han conseguido entrar en el mundo árabe con un producto halal, local y de delicatessen: la cecina de León. El cliente estrella de “CecinasNieto” es Emiratos Árabes Unidos: “La certificación halal es muy complicada, es adicional a las otras normas que tenemos que cumplir con la denominación de origen”, dice la empresaria.

El esfuerzo vale la pena. Este año, la feria “Alimentaria” ha hecho hincapié en el segmento halal, que ya representa el 16% del mercado mundial de alimentación. De los 1.700 millones de musulmanes, 1,9 millones viven en España. Se gastan, según datos de “Alimentaria”, unos 2.421 millones de euros al año en comida y bebida. Gran parte de ellos piden que se prepare la alimentación según un proceso halal. Los grandes chefs y las empresas del sector en España no tienen problemas en adaptarse a ese público. Hasta se ha inventado ya un cava halal, es decir, sin alcohol.

LOS MUSULMANES REPRESENTAN UN MERCADO IMPORTANTE

Todos los alimentos son halal(permitidos), excepto aquellos identificados como haram (prohibidos) por la Sharia, como el cerdo, los animales sacrificados incorrectamente, el etanol, los animales carnívoros, la sangre, etc. La certificación de un proceso halal se hace a través del Instituto Halal que está en Córdoba. En 2050, se estima que la población musulmana llegará a 2.600 millones de personas en todo el mundo.

No solamente la Cecina se adapta al mundo halal, también los restaurantes y los hoteles – sobre todo, en centros de alto poder adquisitivo como en Marbella, donde hay ya una oferta halal de alta gastronomía. En Córdoba se encuentra el “Noor” de Paco Morales. También los hoteles descubren el negocio con los musulmanes – entre otros el “Alanda Hotel”, en Marbella. Pero Conchi de “CecinasNieto” alerta: “Hay que tener mucha paciencia y hay que hacer números si vale la pena. A nosotros nos va bien hasta ahora, porque tenemos importadores potentes y tenemos un producto delicatessen”.

Fuente:

Publicidad