2 de noviembre de 2018 17:21 PM
Imprimir

El productor modifica su estrategia de negocios con más ganadería

La Universidad Austral presentó su Barómetro Agropecuario

El 53 por ciento de los productores agropecuarios asegura que están en peores condiciones que hace un año; otro 37, está igual; y sólo un 10 por ciento, está mejor. Los datos son parte del Barómetro Agropecuario Austral, un índice de confianza sobre el productor argentino realizado por la Universidad Austral. El indicador busca reflejar la percepción que tiene el agro respecto a la situación financiera, clima e inversiones, entre otros.

Respecto a su situación en los próximos 12 meses, de los 400 productores encuestados un 48 por ciento piensa que van a estar mejor, pero 20 por ciento cree que las condiciones van a ser peor.

Respecto a las principales preocupaciones a corto plazo, el productor ubica en primer lugar al clima (20 por ciento); segundo, el financiamiento y la inestabilidad política y tercero la cuestión impositiva.

Necesidades

La Universidad Austral, junto con la de Purdue (Estados Unidos), presentó también la Encuesta sobre Necesidad del Productor Agropecuario (Enpa), que monitorea las expectativas de negocio a mediano plazo.

La encuesta nacional, que abarcó una muestra de 818 productores, refleja que siete de cada 10 productores tienen la intención de aumentar “significativamente” la inversión en los próximos cinco años y prevé un vuelco de los productores hacia la ganadería, en desmedro del cultivo de la soja.

Según la institución educativa, 72 por ciento de los productores prevé un aumento en las inversiones, y se destaca como principal destino la compra o renovación de maquinaria agrícola con 70 por ciento de las inversiones; seguida por un aumento en la capacidad de almacenamiento (41,8 por ciento) y el incremento de cabezas de ganado (40,6 por ciento).

En este último punto, los especialistas Roberto Feeney y Bernardo Piazzardi. a cargo de la encuesta e integrantes al Centro de Agronegocios y Alimentos (CEA) de la Universidad Austral, sostienen que los productores no aumentarán la superficie con soja, inclusive podrían bajarla, y le darán un fuerte crecimiento a la superficie dedicada a la producción ganadera (pasturas).

Tendencias

“Hay un cambio en el modelo de negocios, pero hay que ver para dicho crecimiento sí está preparado el marco regulatorio, el sistema fiscal, el acceso a mercados y la logística para tamaño trabajo. Y si el productor también está preparado para esto, ya que hay que tener en cuenta que son productores cuya principal actividad es agrícola y se está metiendo fuertemente en la ganadería”, agregaron.

Según Feeney y Piazzardi, lo que llevaría a dicho cambio del modelo de negocios es la baja rentabilidad del productor de soja en un campo arrendado. Además de los bajos precios de los granos con respecto a años anteriores y los valores de la tierra alquilada.

Fuente: AgroVoz

Publicidad