2 de noviembre de 2018 17:55 PM
Imprimir

Crean un método para controlar el flujo sanguíneo de cerdas gestantes

El nuevo método descubrió que el uso de una ligera sedación en las cerdas durante las primeras etapas del embarazo disminuye el peso fetal al final del mismo, lo que podría tener implicaciones significativas tanto en la práctica médica como en la veterinaria.

Un grupo de científicos del Instituto Roslin han desarrollado un nuevo método de ultrasonido para monitorear el flujo de sangre umbilical en las cerdas gestantes durante las múltiples etapas del embarazo, según informa el propio Instituto.

A menudo, dentro de la camada, existe una gran variación en el peso al nacer de los lechones, y entre ellos suele existir un lechón más pequeño. Estos lechones que nacen con menor tamaño se encuentran en desventaja permanente en comparación con sus compañeros de camada de tamaño normal y suelen ser una carga para la industria porcina.

En este sentido, el estudio dirigido por Claire Stenhouse del Instituto Roslin desarrolló con éxito un método novedoso para monitorear el flujo de sangre umbilical dentro del mismo animal en múltiples etapas del embarazo, que anteriormente no había sido posible de manera no invasiva en el cerdo.

Durante el ensayo, el equipo de investigadores observó cambios en la frecuencia cardíaca fetal y en el flujo de sangre umbilical que se asociaron con la etapa del embarazo, de manera similar a lo que se observa en los seres humanos.

También hallaron relaciones interesantes entre la proporción de sexos de la camada y el peso de un feto en el flujo de sangre umbilical. Curiosamente, se descubrió que el uso de una ligera sedación en las cerdas durante las primeras etapas del embarazo disminuye el peso fetal al final del mismo, lo que podría tener implicaciones significativas tanto en la práctica médica como en la veterinaria.

“La comprensión de los mecanismos que gobiernan el crecimiento fetal tiene aplicaciones importantes para la industria porcina. En este estudio, hemos demostrado que es posible controlar el flujo de sangre a los fetos durante el embarazo de manera mínimamente invasiva. Se espera que, con una mayor optimización, sea factible medir el flujo sanguíneo en el cordón umbilical de los lechones con crecimiento restringido durante el embarazo”, explica Stenhouse.

Este hallazgo es también de gran interés para los humanos, particularmente en el contexto del uso de sedantes durante el embarazo y para mejorar la comprensión de la restricción del crecimiento intrauterino, apuntan los expertos.

Fuente: animalhealth.es

Publicidad