2 de noviembre de 2018 07:49 AM
Imprimir

La música clásica favorece el bienestar animal en los cerdos

Un nuevo estudio ha demostrado que la música clásica mejora las relaciones de los cerdos, disminuye su comportamiento agresivo, e incluso provoca una mejora de la conversión de los alimentos.

Una nueva investigación sugiere que las sinfonías clásicas pueden mejorar el bienestar animal del cerdo, según explica la autora del estudio, Érica Ito, de la Universidad de Sao Paulo. Ito probó en un grupo de lechones la suite para violonchelo nº 1 de Johann Sebastian Bach, y observó que los animales tenían un mejor comportamiento, además de una mejor digestión de los alimentos.

“Con los resultados de mi investigación pude verificar que la música contribuyó al bienestar de los cerdos y su calidad de vida. En consecuencia, la respuesta puede generar ganancias productivas para los criadores de cerdos”, explica la investigadora.

El estudio se desarrolló con unos 30 lechones divididos en dos grupos, uno de control y otro al que se le aplicó la música. Durante el experimento, la experta monitorizó la intensidad y frecuencia del sonido.

Concretamente, Ito apunta que “además de mejorar las interacciones, juegos y relaciones entre los animales, y la disminución del comportamiento agresivo, la investigación proporcionó indicaciones sobre la mejora de la conversión de los alimentos en los cerdos que estaban escuchando música clásica. Los cerdos del grupo que escuchaban música alcanzaron el mismo peso que los otros y con menos comida”.

Por otro lado, la autora del estudio cree que la medida de implantar música en las granjas es “una herramienta de fácil acceso para los pequeños, medianos y grandes ganaderos”.

Por último, la experta remarca que el objetivo de esta investigación es que se lleve a cabo en la práctica, “la investigación no debe hacerse para dejarse de lado, sino para proporcionar alternativas útiles a la sociedad. Estoy totalmente abierta a guiar y ayudar a los ganaderos que tengan interés en una producción animal ética y sostenible. Además, es muy importante recordar que los animales tienen sentimientos, tanto las mascotas como los animales de granja”.

Fuente: Actualidad Porcina

Publicidad