3 de noviembre de 2018 02:01 AM
Imprimir

Profertil le da vida a Vaca Muerta

La empresa firmó con YPF Luz un convenio para proveer de energía eólica a la planta de urea granulada.

Profertil e YPF Luz firmaron un convenio para la provisión de energía eólica para la operación de la planta de Urea Granulada de Ingeniero White, en Bahía Blanca. El acuerdo rubricado por Miguel Gutiérrez -presidente de YPF- y Daniel Pettarin -gerente general de Profertil- tendrá una duración de 21 años, convirtiéndose en el contrato de abastecimiento de energías renovables entre privados más extenso hasta la fecha.

La construcción de esta planta -que está entre las 5 más importantes del mundo- se planificó en la segunda mitad de la década del 90, en plena expansión de la agricultura pampeana. La idea fue dotar a la Argentina de su propia fábrica de urea, un insumo clave en la producción de maíz y trigo que hasta entonces se importaba en su totalidad. Las obras demandaron unos U$S 700 millones y fueron concluidas en el año 2001.

Miguel Gutiérrez, presidente de YPF, y Daniel Pettarin, gerente general de Profertil, firmaron el acuerdo.

Miguel Gutiérrez, presidente de YPF, y Daniel Pettarin, gerente general de Profertil, firmaron el acuerdo.

El proceso utiliza el gas natural como materia prima. Al mezclarse con el nitrógeno del aire -bajo ciertas condiciones de presión y temperatura- se produce el fertilizante nitrogenado y amoniaco (un insumo fundamental en industrias como la de productos de limpieza y refrigeración). La convergencia de los gasoductos que vienen del sur, el puerto de aguas profundas y la red de conexiones ferroviarias y viales reunían las condiciones ideales para que la planta se instale en Ing. White.

Las restricciones al consumo industrial de gas en años anteriores, coincidentes con el estancamiento de la producción de maíz y trigo, por la aplicación de retenciones, impidieron que la planta de Bahía Blanca pueda expresar todo su potencial productivo. Pero esto ya cosa del pasado. La demanda de urea está en plena expansión, tanto en Argentina como en Brasil y Vaca Muerta puede ahora proveer de todo el gas que haga falta.

Las 1,3 millones de toneladas de urea que puede producir la fábrica alcanzan para cubrir el 85% de la demanda nacional del fertilizante. Pero para Profertil no es suficiente y cuenta con ambiciosos planes para expandir su producción. La compañía -propiedad 50% de YPF y 50% de la canadiense Nutrin- tiene en fase de factibilidad un estudio para duplicar su capacidad y convertirla en la mayor planta de producción de urea del mundo. La expansión, que demandaría una inversión de U$S 1.300 millones, permitiría acompañar la creciente demanda del fertilizante. En Profertil tienen en claro que el futuro está en la producción sustentable. La expansión de la producción de trigo y maíz tendrá que ser acompañada por una agricultura más consiente con la aplicación de dosis mayores que aseguren la correcta reposición de nutrientes.

La huella ambiental de un producto abarca a todo el ciclo productivo, incluyendo sus insumos. El esfuerzo por su reducción debe incluir a todos los eslabones de la cadena productiva y este acuerdo está en línea con ello. Para Pettarin la sustentabilidad es una de las prioridades de la empresa. “En 2014 adherimos al Pacto Global de la ONU para calcular la huella de carbono de la urea granulada. Trabajamos día a día para reducir la misma”, declaró. “La energía eólica es más barata que la convencional, pero no nos fijamos en eso, sino en el concepto de sustentabilidad”.

Para el presidente de YPF el acuerdo significa un hito ya que “demuestra que en Argentina es posible hacer contratos a largo plazo”. “Somos una empresa de energía y tenemos que estar preparados para darle a nuestros clientes la energía que demanden. Si Profertil quiere energía renovable, le tenemos que dar energía renovable”, destacó el mandatario.

Con el acuerdo, el 60% de energía de la planta de Profertil tendrá origen renovable. Esto significa que YPF Luz proveerá 185 gigawatts-hora por año, equivalente a lo que consumen 52.700 hogares. En términos de mitigación de gases de efecto invernadero, se evitarán emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera por un valor 100.000 toneladas

Fuente: Clarin

Publicidad