6 de noviembre de 2018 13:35 PM
Imprimir

Importancia de la toma de registros para una eficiente producción porcina

La identificación y el registro en la producción porcina es un sistema de trazabilidad con importancia vital

Para mejorar la eficiencia de un establecimiento dedicado a la producción porcina, es de gran utilidad la información que se puede recopilar, tanto de carácter técnico como económico y su correcto procesamiento mediante un registro de producción. Ninguna acción puede ser realizada racionalmente sin control.

La identificación y el registro en la producción porcina es un sistema de trazabilidad con importancia vital para el control de las diversas actividades que se puedan realizar en una granja, ya que el sistema permite identificar a cada animal individualmente y, de este modo, localizar la explotación de origen o de procedencia.

 

Los datos que los productores obtienen de su criadero, permiten producir información que luego puede ser utilizada para tomar decisiones de manera objetiva. La validez de esta información está muy relacionada a la exactitud con que los datos son tomados. Cuando estos datos se relevan frecuentemente y existe una constancia en el levantamiento de los mismos, se convierten en registros. Entonces, un registro es la anotación permanente de la ocurrencia de un evento.

Actualmente, la falta de registros ha sido un problema grave que ha tenido la porcicultura y que ha ido creciendo a través de los años, es la falta de información sobre el comportamiento productivo y económico de la actividad. Pero los problemas propios de nuestro sector porcicultor, han causado que los productores no tomen la conciencia debida sobre la importancia de llevar registros de información del proceso.Los productores de especie porcina deben llevar un registro en el que deben constar, por un lado, el número de animales que hay en la explotación y, por otro, toda la información relativa a los movimientos de dichos animales (origen, destino y fecha de los flujos).

Para mejorar la eficiencia de un establecimiento dedicado a la producción porcina, es de gran utilidad la información que se puede recopilar tanto de carácter técnico como económico. Ninguna acción puede ser realizada racionalmente sin control.

Los registros pueden usarse como base para lograr cambios racionales. Revelan ciertas flaquezas en las granjas y por lo tanto pueden guiar a la adopción de prácticas para mejorarlas, con el propósito de alcanzar un mayor margen de beneficio. Los productores que tienen mas éxito son los que generalmente poseen dos atributos en común: sobresaliente habilidad de manejo y conocimiento de cifras que le permiten evaluar los métodos de explotación, mano de obra, manejo del ganado en relación con los gastos e ingresos.

 

Creación de registros de las actividades productivas y económicas de una explotación porcina

Cuando pensamos en una actividad comercial en donde la economía depende de la eficiencia del sistema de producción, debemos tener en cuenta que la recolección de datos es un medio para lograr una mejor utilización de los recursos que se están administrando.

En entrevista con Actualidad Porcina acerca de este tópico, el Asesor Técnico en Nutrición de Montana, Dr. Williams Olivos, detalló que un sistema de registros en toda explotación porcina es indispensable como en cualquier empresa. Es relevante para poder tener una “imagen” de lo que está sucediendo en ese momento y en el histórico de la granja, según los parámetros productivos que se evalúen, es decir: Nos permite mantener suficiente información para tomar medidas correctivas rápidas en caso surjan algunos resultados que se acerquen al mínimo o máximo deseable, enfatizó. Así mismo, afirmó que cada productor es quien lleva la explotación por el camino productivo y económico que se desea.

En ese contexto, el Manual de Gestión Porcícola del Instituto Nacional de Tecnología Pecuaria de Argentina, detalla que es común entre los productores el prejuicio erróneo de considerar que su trabajo es solo físico y que el hecho de llevar registros y hacer cálculos numéricos es una pérdida de tiempo, por lo tanto no son ellos los que conducen la explotación, sino que son conducidos por ella.

El valor de los registros depende de su exactitud, de que sean completos y de que se use la información que nos brinda de manera efectiva. Al llevar los registros es preferible adoptar la simplicidad, porque los sistemas complicados son desalentadores y rara vez se conservan por largo tiempo. De esto se deduce que un sistema de registro ha de estar concebido de tal manera que nos permita anotar todos los datos y llevarlos con el menor esfuerzo posible.

Procesos productivos que se deben registrar en porcicultura

Los procesos productivos que se deben registrar son muchos, pero esta tarea debe ser la más simple posible según el tamaño de la explotación, pues pueden existir datos innecesarios o de poca valía en un momento determinado y que más podría distraer la atención en otros de real importancia.

Sobre ello, el Dr. William Olivos, detalla se debería considerar lo siguiente:

– Monta y partos: que permite hallar las madres que repiten celo (en forma cíclica o acíclica) y la fecha aproximada de parto

– Individual por marrana: que lleva la historia completa de cada hembra reproductora, su descendencia, los datos individuales de la camada, reporte sanitario (abortos, historia de metritis, parto distócico), etc. Este registro nos ayuda a realizar la selección de hembras.

– De camada: que ayuda en los cálculos de tamaño de camada, peso promedio tanto al nacimiento como al destete, además de indicar acontecimientos sanitarios (tasa y causas de mortalidad)

– De recría y de engorde: siendo en ambos importante el control por lote, el cual ayuda a facilitar el cálculo de los rendimientos obtenidos en cada lote (semanal) debiéndose llevar también los datos de consumo de alimento h el tiempo que llevan en cada etapa, de recría y engorde. Como uno puede darse cuenta nos otorga todos los datos necesarios para realizar un análisis económico, que nunca deben ser confiados a la memoria.

– De alimento concentrado: siendo el alimento el insumo que más incide en los costos de producción, es indispensable llevar un control detallado de las salidas y entradas de este en nuestro almacén.

Estructura del formato de registros

La elaboración estructural de un formato de registro debe ser pensado para la recopilación periódica de datos, en forma sencilla, de los movimientos en las existencias ganaderas, los registros de servicios y pariciones y el consumo de alimentos de la piara, para obtener como resultado los índices físicos de producción.

Sobre este punto, el Asesor Privado en Producción Porcina, M.V. Alfredo Marmanillo, opina que los formatos no deben ser muy complicados de hacer ni de leer, al menos lo suficientemente claro para que si el registrador, por algún motivo ya no pueda seguir haciendo los registros, alguna otra persona lo continúe y no se pierdan o se confundan datos.

 

Análisis y periodicidad para registrar la productividad de la piara

Acerca de este aspecto, el Asesor en Producción Porcina, Ing. Augusto Torero, afirma que el ciclo de producción dura 5 meses, pero conviene hacer análisis semestrales. Sin embargo, gracias herramientas como Excel, podemos hacer análisis de los últimos 6 meses cada fin de mes, eliminando el mes más antiguo y cargando la data del mes más reciente.

Los inventarios deben hacerse periódicamente, pero la granja debe registrar diariamente nacimientos, mortalidades y ventas. Los cerdos se califican por categorías, edades o según la instalación donde se encuentran. El típico control con casilleros que muestran un plano de la granja, y los cerdos existentes por cada corral, no es práctico.

Por su parte, el Manual de Producción Porcina de la Universidad Autónoma de Barcelona (España), contempla que considerando que una granja porcina genera periódicamente una gran cantidad de información. Sugiere que esta información debe recogerse y analizarse a partir de programas informáticos de gestión, y clasificarse, procesarse, de manera que al obtener los correspondientes parámetros o índices técnicos permitan localizar el área más conflictiva de la granja, averiguar el problema y tomar las medidas más adecuadas para procurar su solución. Por ello, define este documento, que la gestión técnica de una granja porcina es una herramienta que ayuda a tomar decisiones a partir del control de las acciones pasadas y la predicción de las futuras. La práctica continuada de este proceso se conoce como “análisis de registros”.

Los parámetros técnicos a controlar en cada granja, entonces, dependen de las fases productivas que integre. Genéricamente encontramos tres grupos de parámetros: índices de eficiencia reproductiva, índices de eficiencia en el destete-transición e índices de eficiencia en el crecimiento y engorde. Los dos últimos, dicta este manual, son sencillos y los principales indicadores son: a) mortalidad, b) ganancia media diaria, c) índice de conversión, d) días de ocupación de la instalación, e) peso y edad al sacrificio y f ) rendimiento a la canal.

Olvido o indiferencia, realidad de la toma de registros en nuestro país

El M.V. Williams Olivos, amplio conocedor de actualidad en producción porcina, comenta que en las granjas más grandes del país que hacen en conjunto aproximadamente el 70% de la población tecnificada de nuestro país, se usa un software para este fin o se hace un análisis mediante las herramientas que da el computador, pero en el caso de estos últimos se adolece de los datos económicos, por lo que el productor a veces no tiene conocimiento si la actividad está siendo rentable o no, cuánta es la rentabilidad y dónde debe enfatizar para ser eficiente.

Pero en la realidad actual, el porcicultor poco a poco se está dando cuenta que este no es un hobbie, sino un negocio, pero todos los que estamos involucrados debemos incentivar en que se tengan claros los parámetros productivos y económicos, pero a la vez se debe tener acceso a registros elaborados localmente o software que ayuden a ese fin.

Herramientas tecnológicas, del papel al ciberespacio

En el mundo existen decenas de software para realizar registros en producción porcina, algunos muy locales, otros muy prácticos, pero incompletos en su información resultante. Otros por el contrario son muy complejos, extensos y puede ser difíciles de analizar sus resultados’’, señala así el experto en producción porcina, Dr. Williams Olivos.

Algunos de los formatos vigentes y recomendados por los especialistas para la toma de registros en la alta producción porcina son: Pig Win y Pig Champs. En el caso del software PigChamps, es bastante utilizado en nuestro país, y al aplicarlo es adaptable a los requerimientos que cada granja necesite. Es una herramienta valiosa y estandariza algunos parámetros productivos y económicos para ser comparados entre granjas de diferentes o similares realidades, nos comenta el profesional de Montana.

Como información adicional podemos añadir que este sistema de registros de producción y salud para el manejo de explotaciones porcinas fue desarrollado en 1980 con el fin de crear un sistema que le permitiera al porcicultor entrar y almacenar datos para posteriormente analizarlos eficientemente. Lógicamente, a partir de su creación se ha ido actualizando constantemente hasta nuestros días.

El sistema permite manejar explotaciones integrales de cría y engorde en forma sistemática mediante el uso de una serie de “eventos” predeterminados en el programa. Ello solo permite el ingreso de datos de consistencia lógica de manera tal que se asegura la calidad de la información registrada. Una vez conseguida dicha información Pig Champ permite obtener reportes relacionados con el comportamiento productivo y reproductivo de la explotación, los cuales serán de gran utilidad en el monitoreo y manejo de la misma.

El programa permite además, que el usuario maneje los siguientes registros que pueden ser tratados como una unidad:

– Registro de cerda / reproductor

– Registro de grupo

– Registro de ubicación

– Registro de ingredientes y de raciones

 

Cada uno de estos registros tiene su propio formato en razón de que cada uno de ellos maneja información diferente. Algunos de los informes que ofrece el programa:

– Listado de Manejo

– Reportes de Monitoreo

– Informe de Análisis

– Informe de Crecimiento

– Informe dela Granja en Conjunto

– Rendimiento de Múltiples Granjas

Algunos de los beneficios que ofrece este programa es hacer un seguimiento de sus ventas y gastos, estar al día con su inventario y analizar el rendimiento de su rebaño reproductor.

Además, permite diagnosticar problemas rápidamente e implementar soluciones para mejorar los rendimientos. Todo ello contribuirá en una mejora sustancial en la rentabilidad ayudando a identificar las deficiencias en su granja, llegando a diagnósticos y soluciones rápidas.

Otro programa aplicable es Agritex Software, el cual se puede utilizar como generador de informes para poder corregir los desequilibrios que existen en toda granja, además de simplificar el control. Puede realizar el seguimiento de eventos de la granja tales como servicios, partos y enfermedades. Al poder realizar análisis avanzados, le permitirá conocer los animales poco productores y controlar el rendimiento de los mismos.

Un software adicional en el campo de elegir la mejor opción es Porcitec 2000. Esta es una aplicación informática que controla de manera precisa y exhaustiva todos los animales existentes en una explotación ganadera. Su funcionamiento es básico y consiste en que a parir de unos datos introducidos por el productor, el programa genera informes, estadística, listados, gráficos, etc. Que servirán de base para una correcta gestión de la explotación; además, ayudará a observar de una manera más sencilla los problemas de la granja.

Si lo que buscamos es poner énfasis en el manejo reproductivo, el programa Zpig V10, permitirá al productor llevar un control enfocado al manejo reproductivo y productivo de granjas porcinas. A través del mismo podrá tener información actualizada de los principales índices productivos, tales como: Días vacías, Índice destete camada, Kilogramo de carne por marrana / año. Además, puede medir índices como el número de abortos/marrana/año, tamaño de la camada al nacimiento, al destete y beneficio. También incluye información de campo como enfermedades, muertes o información sobre manejo de las camadas.

Conclusiones

Luego de haber desarrollado el presente reportaje, concluimos que el sistema de registros se basa fundamentalmente en una serie de planillas de gran importancia, que ayudarán a conocer a fondo y mejorar los parámetros productivos de nuestra granja. Para el correcto uso de los registros se debe, necesariamente, contar con la asesoría profesional de un especialista en el campo veterinario, quien contribuirá en determinar qué acciones tomar a partir de los resultados que arrojen los registros.

Asimismo, es necesario plantear la utilización de un software que sirva de herramienta para organizar de una mejor manera todos los datos extraídos de nuestra producción. Ello nos facilitará la labor no solo de sumar y restar cifras y estadísticas, sino de proyectar nuestros indicadores y ordenarlos acorde a nuestra realidad productiva, de manera que nuestras decisiones sean siempre las más apropiadas y se vean reflejadas en nuestra rentabilidad.

Fuente: Actualidad Porcina

Publicidad