9 de noviembre de 2018 10:31 AM
Imprimir

Brasil : Futura ministra de Agricultura celebra el fin del veto de Rusia a la carne brasileña

La futura ministra de Agricultura del Gobierno del presidente electo Jair Bolsonaro, Tereza Cristina da Costa, celebró el fin del veto que Rusia había impuesto a buena parte de la carne brasileña hace un año.

“El mercado de carnes es importantísimo para nuestro país, y ahora algunos problemas están mejorando, como la apertura de Rusia a la carne de cerdo”, dijo en una comparecencia tras su primera reunión con Bolsonaro en Brasilia.

A finales de octubre, las autoridades rusas levantaron restricciones a la importación de carne bovina y porcina procedente de nueve empresas brasileñas.

El veto estaba en vigor desde noviembre de 2017, después de que Rusia detectara ractopamina en lotes de carne destinada a la exportación.

Da Costa, diputada del conservador Demócratas (Dem), presidía la llamada ‘bancada ruralista’, grupo que reúne a los parlamentarios brasileños con intereses en el sector agrícola y ganadero del país, uno de los pilares de la economía.

Apoyó explícitamente al candidato de la extrema derecha durante la campaña electoral y es la primera mujer confirmada como integrante de su futuro gabinete.

En su primera comparecencia tras aceptar el cargo aseguró que entre sus prioridades estará la flexibilización del uso de los llamados “agrotóxicos” en el campo, que ya se estaba tramitando en el Congreso Nacional.

Carne de vaca (imagen referencial)

Reconoció que es un asunto polémico, pero añadió que el debate para cambiar las reglas de uso “tendrá mucho espacio” en su ministerio.

Los detractores de ese proyecto de ley consideran que se quiere limitar la actuación de órganos de control y que sustancias que de momento están prohibidas pueden provocar cáncer y malformaciones en el consumidor final.

En un principio, Bolsonaro barajó la posibilidad de fusionar los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente en una única cartera, pero dio marcha atrás después de recibir numerosas críticas.

La futura ministra de Agricultura aseguró que espera que su colega en el ministerio de Medio Ambiente haga lo que quiere Bolsonaro y acabe con “la industria de la multa”.

El líder de la extrema derecha considera que en la actualidad las normativas medioambientales son muy rígidas y perjudican el desarrollo económico del país.

Fuente: Sputnik

Publicidad