9 de noviembre de 2018 13:28 PM
Imprimir

El “uber” de la ganadería tiene buen rating en los países consumidores

El avance de la producción de la carne sintética fue tema central del Silicon Valley Argentina que se hizo en Rosario “¿Qué vamos a hacer cuando se acabe el atún en el mundo? Comer atún cultivado!” Para Thomas Bowman, al frente de una compañía que ya producen carne, huevos y otros productos en laboratorios, la […]

El avance de la producción de la carne sintética fue tema central del Silicon Valley Argentina que se hizo en Rosario

“¿Qué vamos a hacer cuando se acabe el atún en el mundo? Comer atún cultivado!” Para Thomas Bowman, al frente de una compañía que ya producen carne, huevos y otros productos en laboratorios, la solución es simple y no está tan lejos. Es que en el Silicon Valley Argentina, que por primera vez se hizo en el país y tuvo como sede Rosario, el futuro de la ganadería sintética fue uno de los principales temas de debate entre los especialistas. Hay un dicho ya masificado que reza que “a todos los sectores económicos les va a llegar su uber” para hacer referencia a que los avances disruptivos de la tecnología van a modificar todo el status quo de los negocios. Y en ese contexto se puede decir que a la ganadería tradicional, que tiene a la Argentina como uno de los popes mundiales, también le va a llegar su uber. Y de los debates de ayer quedó claro que si bien en el país puede no prosperar el asado in vitro, en las grandes naciones consumidoras, como las asiáticas, tiene buen rating. Es más, los beneficios que tiene la producción sintética para el medioambiente también le juega en favor.

Sobre el tema, Hernan Jaramillo, vicepresidente de JUST Inc, señaló que “el mundo lo primero que hace es consumir carne, por lo que se necesitan tecnologías complementarias que nos ayuden a satisfacer esa demanda porque no hay más tierras, y ese es un recurso finito”. En este aspecto mencionó que sabor y precio son suficientes al comparar dos alimentos y en relación a la carne sintética aseguró que no es la velocidad del mercado lo que impulsa que las compañías produzcan carne sin animales.

Por su parte, Thomas Bowman, director de desarrollo de producto en Mission Barns, contó que se encuentran trabajando para lograr el mismo gusto que la carne tradicional. “Si sabe mejor y tiene buen precio no es artificial ya que se pueden encontrar las mejores células para producir carne y nutritivamente es 70% genética”, subrayó.

En tanto, Juan José Grigera Naón, especialista internacional del IPCVA, afirmó “usar el término carne para otros productos que imitan la carne es falso y lleva a la confusión del consumidor ya que el producto es obtenido a partir de células madres, por eso es tejido muscular y no es carne, porque no proviene de la faena animal.” y dejó una pregunta para el final “¿El consumidor actual que se preocupa por cuestiones éticas va a validar este tipo de producción? Sería riesgoso que desapareciera la ganadería de nuestro país.”

Fuente: Punto Biz - Rosario

Publicidad