10 de noviembre de 2018 00:07 AM
Imprimir

Campaña 2018/19 : Palo y a la bolsa… ante la perspectiva de una nueva cosecha récord

Afirman que habrá suficientes silobolsas para almacenar la producción histórica que se proyecta.

Para crecer hay que hacerse grandes. Ese principio habría que aplicar esta campaña en la que una posible campaña récord requerirá que los sistemas de transporte y acopio estén a la altura. “Estamos preparados para recibir la cosecha récord que todos esperamos”. Así lo afirmó el miércoles Mariano Klas, director y vocero de IpesaSilo, la mayor proveedora de silobolsas del mercado. Lo hizo en un evento celebrado en la chacra que la empresa posee a pocos kilómetros de Gualeguaychú, en Entre Ríos.

En el encuentro con la prensa, Klas informó que se ha dispuesto una logística que permitirá contar con silobolsas de manera fluida desde ahora. En otras campañas, con frecuencia se verificaron faltantes de bolsas en los momentos críticos de cosecha. “Ahora programamos una mayor producción y, sobre todo, la disponibilidad de bolsones en todo el interior, a través de nuestra amplia cadena de distribuidores”, dijo.

El vocero de Ipesa mencionó que se basaron en las estimaciones oficiales y privadas, que hablan de una cosecha de 140 millones de toneladas. Además están las bolsas que se destinan al ensilado de forrajes.

Desde su irrupción hace 20 años, el silobolsa permitió resolver los problemas crónicos de almacenaje de la Argentina. Y ayudó en particular a agilizar la cosecha, independizándola de la necesidad puntual de camiones. Permite una mejor programación de los fletes desde la chacra al acopio o al puerto.

La empresa produce las bolsas en su fábrica de Río Grande, Tierra del Fuego, desde donde se despachan a todo el país y a más de treinta países que van adoptando el sistema. Hay una fuerte expansión del uso de silobolsas incluso en los países de agricultura desarrollada, como los Estados Unidos, Brasil, Sudáfrica y varios europeos.

Klas informó además que se ha dispuesto un sistema de recuperación de los bolsones usados, a partir de convenios con dos recicladoras.

También comentó que están muy conformes con la aceptación de la bolsa rosada, que se lanzó con el objeto de concientizar sobre la lucha contra el cáncer. A partir de esta iniciativa, la empresa dona a Fundaleu 10 dólares por cada bolsa de ese color adoptada por los productores, lo que genera una masa de recursos que la entidad destina a investigación.

Fuente: Clarin

Publicidad