10 de noviembre de 2018 12:56 PM
Imprimir

La importancia del consumo de calostro dentro de las primeras 12 horas de vida del ternero

En la temporada de pariciones, además de preparar todo lo necesario para atender a las vacas, no hay que perder de vista el consumo de calostro de los terneros. Infocampo trae todo sobre este tema a través del Med. Vet. Guillermo Berra y la Ing. Agr. Guillermina Osacar.

Los mamíferos tienen un sistema inmunitario capaz de protegerlo de numerosas enfermedades. En el caso de los bovinos, la cantidad de capas que conforman la placenta impiden el traspaso de inmunoglobulinas de la madre al feto.

“Por lo tanto, los terneros nacen sin protección contra las enfermedades y el consumo de calostro es determinante para la sobrevida del mismo” indicó el informe sobre la atención de los recién nacidos.

Las principales diferencias del calostro con respecto a la leche, es que se destaca por su elevada concentración de inmunoglobulinas, es más digestivo, más rico en vitaminas y dos veces más energético que la leche.

Según indicaron los profesionales, los terneros provenientes de “un parto normal” acceden a la ubre y maman calostro dentro de las primeras 2 a 3 horas posteriores al parto. Que se lleve a cabo esta actividad, influye mucho el comportamiento de la madre, que lo lame y estimula para que se incorpore.

Si la madre ha sido parteada, quedará dolorida y no estimulará “de una manera correcta” al ternero. El informe pone como ejemplo el caso de las vaquillonas, que demuestran generalmente menor aptitud materna por tratarse de animales que no se desarrollaron completamente ni adquirieron la madurez necesaria para lograr obtener una buena habilidad materna, sus hijos frecuentemente se quedan sin mamar.

Por otro lado, también detallan los casos de cuando los terneros fueron parteados o que han sufrido hipoxia por estar atascados en el canal del parto, disminuye la vitalidad del mismo y por ende el consumo de calostro.

También pueden presentar inconvenientes los terneros muy grandes que presentan dificultad al parto, pocos desarrollados o inmaduros como los terneros mellizos.

Para todas estas situaciones, la responsabilidad es del encargado de los partos y guachera ya que el deberá prestar atención de si los terneros tienen la posibilidad de mamar por su cuenta o hay que ayudarlos a que lo hagan.

CONSUMO DEL CALOSTRO

• Absorción de calostro

Los anticuerpos presentes en el calostro atraviesan el intestino fácilmente durante las primeras 12 hs de vida. A este fenómeno se lo llama permeabilidad. Durante las primeras 24 hs de vida la mucosa del intestino delgado de los rumiantes está capacitada para absorber estas inmunoglobulinas pero pasadas las 24 hs esta permeabilidad intestinal es nula y se lo conoce como fenómeno de clausura.

Algunos investigadores detallan que el momento ideal del consumo del calostro, donde se encuentra la mayor concentración de inmunoglobulinas, es dentro de las primeras 6 horas.

• Administración de calostro

Si el ternero no mama por su cuenta, se le puede administrar el calostro en biberón o por medio de una sonda. El calostro elegido será el de la propia madre o de otra vaca recién parida. Cuando no se dispone de otra vaca como dadora es práctico disponer de calostro congelado o refrigerado como fuente de inmunidad.

• Repaso sistemático con calostro

Como medida de aseguramiento del buen estado inmunitario del ternero, el repaso sistemático con calostro durante las primeras horas de vida, es la práctica que ha permitido levantar los porcentajes de animales bien calostrados dentro de los establecimientos y mejorar la situación de las guacheras.

Los profesionales recuerdan que si se apartan los terneros de sus madres, estos deberían se alojados en lugares reparados (sombra en verano, reparo en invierno), higiénicos, separados del tambo, que no sea una concentración de terneros que sirve solamente para que se contaminen.

CALOSTRO CONGELADO

Como hacer un banco de calostro:

• Ordeñar la vaca después del parto, o en un período inmediatamente posterior a las horas siguientes al nacimiento.

• Guardarlo en envases descartables de 2 litros para disponer de volúmenes individuales para ser administrado a los terneros que lo necesiten.

• Rotular las botellas con la fecha de obtención a efectos de ir usando las más antiguas.

• El calostro congelado tiene una duración de 10 a 12 meses.

Como debe administrarse:

Para administrar el calostro congelado debe descongelarse a temperatura ambiente y calentarse a baño maría. No debe volver a congelarse el calostro descongelado. Se debe procurar que el ternero lo mame de una mamadera y sólo en el caso que el ternero por debilidad no lo quiera mamar, administrarlo a través de una sonda

Fuente: Infocampo

Publicidad