12 de noviembre de 2018 10:51 AM
Imprimir

Firmes rumores de que se van Triaca y Etchevehere

Intimidades Rosadas y mucho más... Mauricio Macri aún no firmó el decreto del bono por $5.000 y los empresarios rechazan la posición de Nicolás Dujovne.

Está a la firma el decreto de un bono de 5.000 pesos a los privados. Todavía no estampó su rúbrica el presidente Mauricio Macri. Entretanto, entrecruzan palabras gobierno, empresarios y trabajadores. En el ámbito de la Casa Rosada, el ministro Nicolás Dujovnetiene una posición que los empresarios rechazan. Los hombres de negocios -UIA y CAME- le echan la culpa de la situación al Poder Ejecutivo.

En el centro de los roces, desde la CGT dice que aceptan y otros, los más duros, consideran que esos 5.000 pesos a pagarse en dos veces “no representan motivo para suspender una huelga general“. El decreto, que es “de necesidad y urgencia”, va a salir en cualquier momento en el Boletín Oficial.

Mientras tanto, los sectores que no reciben nada -como los trabajadores del Estado y los jubilados “y otros núcleos afines“- miran con mucha tensión. Andrés Rodríguez de UPCN se moviliza permanentemente para obtener un incremento y por otros conductos surgen reclamos “antes de fin de año de incrementos y paritarias con más del 40 por ciento“.

Macri miró con cara de pocos amigos a su secretario de Trabajo, Jorge Triaca, a quien lo tiene “allí”, según expresiones de voceros autorizados para cumplimentar algunos acuerdos, mientras que su inmediato superior, el ministro de Producción, Dante Sica, admitió que “sigue por el momento”.

Los reajustes que están escritos en el crédito dado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) están al acecho, ya que llega una misión para controlar el monto sideral de dólares que pidió la Argentina. Todo se entrecruza, pero el más perjudicado es el trabajador, de cualquier sector, obrero o administrativo.

Hubo intensión, sin duda, de distraer la atención pública a través del histórico choque de River y Boca, pero la gente siempre mira el bolsillo y el reclamo se hará cada vez mayor si de una vez por todas no le dan un alivio. Sigan leyendo, que hay mucho más de lo que no se dice.

Macri y Trump, en Olivos

El jueves 29, oficialmente, Macri recibirá en Olivos a su par de los Estados Unidos. Donald Trump permanecerá en la Argentina muy poco tiempo, para asistir al G20. Trascendió que el poderoso del norte quiere hablar “un rato” con el jefe de Estado argentino y lo que estaba previsto en la Rosada se pasó a la quinta presidencial.

También allí recibirá, el mismo día, al gobernante máximo de Francia, Emmanuel Macron. Después, el resto en la Casa Rosada. El 1° de diciembre recibirá al líder ruso, Vladimir Putin, en Balcarce 50. con la primera ministro alemana, Angela Markel, Macri hablará también a solas.

Con el resto de los mandatarios y representantes de países del G20 se verá en la reunión prevista. Cabe destacar que las medidas de seguridad superan todo lo previsto. Hay disposiciones escritas que sobrepasan lo normal. Dicen que por “pedido” de la custodia rusa, cuando Putin vaya a la Casa Rosada sólo estén presentes los funcionarios que correspondan y nadie más.

Los periodistas, por ejemplo, no podrán ingresar a su lugar de trabajo, es decir la Sala de Cronistas. Sí en lugares bien lejanos al despacho presidencial. ¿No lo cree? Son cosas suyas.

De todo un poco

Llegó el bloque que le dice lo que no se dice e incluye “de todo un poco”. Por ejemplo:

A) Si está por salir del gabinete Triaca, también se iría otro que no da pie con bola: Luis Miguel Etchevehere, el secretario de Agroindustria. Está pifiando muchas. Seguimos:

B) Sorpresa en la Casa Rosada: Juan Scharetti el gran amigo de Macri y el que lo respalda en los votos en Córdoba, consideró que “este es un gobierno fracasado”. Parece que hubo llamado telefónico del máximo a don Juan.

C) En Balcarce 50 están mirando con cierta preocupación esa línea peronista en la que está Hugo Moyano y van ingresando peronistas de todos los colores: ya sea alternativos, federales, peronistas de la primera hora; renovadores; ex peronistas K o no K. Ah, y también agrupaciones sociales que reclaman todos los días. “Preocupa, preocupa”, dijo una voz del corazón rosado.

D) Rogelio Frigerio esperará a Mario Negri y Ramón Mestre. Dos radicales que se están peleando. Los recibirá el jueves en Balcarce 50. Tratará que se calmen.

E) Sacan el conmutador de la Casa de Gobierno. Lo pasan a Olivos y de allí recibirán los llamados de donde vengan. “¿Y el personal?”, preguntamos: La respuesta fue directa: “Será reubicado”. Esperemos que así sea.

F) Haciendo memoria el otro día con nuestro colega Bernardo Goncalves, mencionamos que el actual Presidente fue agasajado durante su candidatura por los periodistas acreditados. Allí prometió que, “si llego a la Presidencia vamos a comer un asado en Olivos”. Eso ocurrió hace tres años. Cuando se promete hay que anotar.

G) “Se va a cumplir”, declaró Sergio Cassinotti, el titular del PAMI, cuando se le requirió sobre la baja de precios de los medicamentos. Había estado con Macri en la presentación del convenio para tal propósito. Sin duda, un anuncio importante. Un saludo especial para Nicolás Puerta, hijo de nuestro colega Mario, hincha de Banfield.

Separación

Se concretará en su momento la separación de la Iglesia y el Estado. Sectores de ambas instituciones vienen reuniéndose en la Rosada. La Iglesia no recibiá más fondos que le brinda el gobierno y lo hará a través de sus fieles. Esta semana se reanudarán los contactos con el jefe de gabinete, Marcos Peña, el secretario de Culto y representantes de la Confederación Episcopal Argentina para profundizar la definición de un hecho de tanta trascendencia. Monseñor Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina, admitió el retiro de fondos por parte del Estado y se refirió a la lucha “que todos debemos mantener contra la corrupción en el país”. Se busca por otra parte un acuerdo con el Estado que mantenga amor, solidaridad y amistad “entre todos”.

Alerta roja

Antes de fin de mes, en que se iniciará la reunión del G20 en Buenos Aires, habrá más de 2.000 efectivos en la frontera con Bolivia, Paraguay y Brasil. Así lo resolvió el gobierno en las últimas horas. En el curso de la semana el Presidente volverá a reunirse con los jefes de las tres armas y los organismos de seguridad en la Casa Rosada.

Antes del 29 lo hará en Olivos y habrá otros anuncios de seguridad en todo el país. Hay reuniones del ministro de Defensa, Oscar Aguad, con las tres fuerzas para establecer una estrategia especial. Nuestro encuentro, aquí dentro de siete días, y el próximo miércoles a las 22 por Crónica HD

Fuente: Crónica

Publicidad