14 de noviembre de 2018 11:12 AM
Imprimir

Aire comprimido de calidad para uso alimentario de la mano de Beko

Los productores de alimentos son cada vez más conscientes de que para que la higiene y seguridad alimentaria se completa debe tenerse en consideración el aire comprimido. Cuando el aire comprimido entra en contacto con los alimentos debe considerarse un punto crítico en la producción, pues puede representar una fuente de contaminación. Debe considerarse su calidad y controlarse adecuadamente.

Beko Technologies desarrolla soluciones adaptadas a la calidad precisa en cada proceso productivo, como en el caso de Charcutería y Cocinados S.A, un fabricante pionero de charcutería selecta y platos gourmet precocinados que destaca en su investigación constante de nuevos procesos productivos. Desarrollaron nuevos métodos de fabricación en los que el aire comprimido entra en contacto con el producto y, de acuerdo con su política de aseguramiento de la calidad y mejora continua, querían asegurarse de que el aire comprimido fuera la máxima calidad exigible

foto

Un especialista de Beko Technologies visitó las instalaciones y realizó un estudio técnico en el que se determinó el tipo de tratamiento más adecuado para alcanzar la calidad de aire comprimido deseada, pero también era imprescindible que fuera energéticamente eficiente.

Para mejorar el gasto energético de un secador de adsorción en frío, se optó por la instalación de un punto de rocío para el control de las torres de secado. El secador de adsorción logra un punto de rocío mejor que -40 °C (Calidad clase 2, según ISO 8573). El sensor de punto de rocío incorporado permite conocer y asegurar en todo momento el grado de secado del aire, pues aparece en pantalla y si la calidad bajara se activaría una alarma en el panel.

Los nuevos filtros de carbón activo y de partículas aseguran que el aire esté libre de aceite y partículas. De este modo, en CUIT’S están tranquilos, saben que el aire puede ser utilizado en contacto con el producto para sus innovadores procesos de fabricación.

Además, el ciclo de regeneración del secador de adsorción está regulado por los valores detectados por el sensor de punto de rocío. Este sistema permite un ahorro de más de 782 m3/h al día, es decir, más de 3.000 € al año.

foto
Esquema de la solución instalada.

Tras la mejora de la instalación se realizó una auditoría de calidad del aire comprimido que reflejó un grado 1:2:1 según la ISO 8573. Un resultado excelente. Ahora, gracias a la implementación de sistemas eficientes y controlados CUIT’S, la empresa Charcutería y Cocinados S.A tiene la seguridad de que sus alimentos están siendo procesados con la higiene y seguridad alimentaria que sus clientes merecen.

foto

El Libro Blanco del aire comprimido

Cada vez más, las empresas de alimentación se encuentran con el desafío que supone las exigencias de calidad de clientes y consumidores. Para contribuir a resolver el desconocimiento del efecto del aire comprimido sobre la calidad del producto y la higiene alimentaria, Beko Technologies ha editado el ‘Libro Blanco del aire comprimido para alimentación’.

Este documento, de interés para los profesionales de las empresas de alimentación, expone la importancia de la calidad del aire y su supervisión, los factores de riesgo asociados a un aire comprimido de mala calidad y las normativas asociadas al aire comprimido. También se encuentran ejemplos de aplicación en diferentes escenarios.

Fuente: www.interempresas.net

Publicidad