14 de noviembre de 2018 11:28 AM
Imprimir

EE.UU. oficializó revisión de los aranceles al biodiesel argentino

Estados Unidos oficializó hoy que iniciará una revisión de los derechos antidumping y compensatorios que impuso a la importación del biodiésel argentino, frente al cambio en el esquema de retenciones que el complejo sojero tributa de manera local. Los aranceles impuestos por EE.UU superan el 130% y determinaron desde agosto de 2017 el bloqueo del […]

Estados Unidos oficializó hoy que iniciará una revisión de los derechos antidumping y compensatorios que impuso a la importación del biodiésel argentino, frente al cambio en el esquema de retenciones que el complejo sojero tributa de manera local.

Los aranceles impuestos por EE.UU superan el 130% y determinaron desde agosto de 2017 el bloqueo del mercado norteamericano para el combustible verde.

La medida fue publicada hoy en el Federal Register (el boletín oficial) norteamericano, aplicable a partir de hoy. Los tiempos para esa revisión pueden demorarse, pero se trata de un dato positivo dado que en general se debe esperar dos años, por legislación de EE.UU, desde que se imponen los aranceles permanentes, para pedir considerar modificaciones.

En ese contexto, la dependencia que comanda Wilbur Ross encontró “justa causa” (good cause) que habilita revisar las sanciones antes de ese plazo.

Ese “cambio de circunstancias” opera por la reducción del diferencial entre los derechos de exportación aplicados al biodiesel y aquellos que pagan los insumos del mismo (poroto y aceite de soja).

Cuando se aplicaron las sanciones, el biodiesel pagaba 0%; la soja, 35% y el aceite, 32%. En enero pasado, el biodiesel pasó a pagar 8% (y subió a 15% en mayo); la soja 34,5% y el aceite, 32,5%; y hoy el soja y aceite pagan 18% más $ 4 por cada dólar exportado, mientras que el biodiesel paga 15% más $ 3 por dólar.

Las exportaciones argentinas de biodiesel a los Estados Unidos alcanzaban, previo a la aplicación de los derechos antidumping y compensatorios, un monto de aproximadamente 1500 millones de dólares por año, lo que representaba en 2016 el 25% del valor de las ventas locales a EEUU.

Como informó El Cronista el pasado miércoles 7, la decisión del Departamento de Comercio de EE.UU. fue producto de un pedido, impulsado por el gobierno argentino, de un grupo de exportadores de biodiesel que habían sido afectados por los aranceles de la administración de Donald Trump.

En los antecedentes que cita la medida publicada en el Federal Register, se menciona que el 21 de septiembre Vicentin y LDC Argentina (dos de las exportadoras locales afectadas por los aranceles) pidieron ante el Departamento de Comercio norteamericano que se iniciara la revisión ante los cambios en el régimen de derechos de exportación que tuvo el complejo sojero argentino en los últimos meses.

También menciona que la industria del biodiesel norteamericano (NBB, por sus siglas en inglés), que fue la que pidió la “protección” contra el producto argentino contentó requerimientos durante las consultas de octubre, y las empresas argentinas volvieron a argumentar que los cambios en retenciones favorecen la revisión.

Sobre ese punto, Washington puntualizó que las productoras argentinas de biodiesel explicaron que los aranceles impuestos, de manera provisoria desde agosto de 2017 y permanentes desde principios de este año, significaron el “cierre total” del mercado norteamericano para el producto.

También reforzaron que los cambios en retenciones dispuestos por el gobierno de Mauricio Macri “virtualmente eliminaron el diferencial de retenciones que pesa sobre los productos del complejo sojero”.

Fuente: El Cronista Comercial

Publicidad