14 de noviembre de 2018 11:53 AM
Imprimir

Cinco formas de mejorar la productividad de las cosechas

Lograr la mayor producción posible en un espacio concreto es uno de los objetivos que toda persona con un cultivo o huerto pretende conseguir. A pesar de que puedan implementarse diferentes estrategias o de seguir consejos que se escuchan en el saber popular lo cierto es que no resulta nada sencillo lograr incrementar la producción de forma notable en una cosecha.

Es algo que se aplica tanto para cultivos y cosechas a gran escala como para aquellas personas con pequeños espacios de huertas para uso doméstico y familiar y tanto para cultivos cerealísticos como hortofrutícolas. Y es que sea cual sea el caso lo cierto es que a mayor producción mayor rentabilidad o mayor cantidad de alimentos para el hogar, por lo que es un objetivo común para cualquier tipo de necesidad.

Descubre aquí productos bio para tu huerto en caso de necesitar un plus para aumentar la productividad del mismo, y es que los productos de esta empresa biotecnológica del sector agrícola están demostrando una alta eficacia incrementando la productividad de huertos y cultivos de forma 100 por ciento sostenible y contribuyendo a respetar el medio ambiente.

Además de utilizar productos como los anteriormente citados es conveniente tener en cuenta una serie de pautas y trucos para incrementar la productividad de tu huerto o cosecha. Algunas de estas pautas más interesantes son las que se muestran a continuación:

Mantener niveles elevados de CO2

Una forma directa y sencilla de incrementar la productividad de cualquier cultivo es a través de lograr niveles óptimos de CO2, lo que equivale a unas 1.500 partes por millón. Si se hace correctamente el rendimiento de los cultivos puede verse incrementado en un 30 por ciento, y es que las plantas usan el CO2 para realizar la fotosíntesis y una cantidad abundante les permite producir mayor cantidad y de mayor calidad. Es algo que se puede realizar sin demasiadas complicaciones y además es un clásico entre las formas de incrementar la producción de cualquier cultivo o huerto.

Encontrar un punto de equilibrio

Un error muy frecuente entre aquellos que quieren maximizar la producción de un espacio concreto de terreno es plantar diferentes especies en el mismo lugar, tantas como sean posibles para aprovechar cada centímetro del espacio. Lo cierto es que esto no beneficia a ninguno de los cultivos y no logra incrementar la productividad del terreno, por lo que es conveniente evitar este tipo de prácticas. Lo aconsejable en cualquier caso es encontrar un punto de equilibrio entre la cantidad de terreno sembrada, la necesidad de luz y agua de las plantas y la temperatura idónea para que la producción sea lo más alta posible.

Usar tecnologías innovadoras

En un momento en el que la tecnología está presente en múltiples aspectos de nuestra vida diaria puede resultar muy interesante utilizarla también para incrementar la productividad de los cultivos. En el caso de cultivos que necesiten de luz o artificial existen por fortuna decenas de sistemas innovadores para proporcionarle la luz que necesitan gracias a temporizadores y moduladores de iluminación. Además la tecnología puede ayudar a medir las condiciones de humedad en el ambiente para modificarlo siempre que sea necesario para la salud de las plantas.

Conocer en profundidad cada especie

Para dotar a cada cultivo de las condiciones que necesita para que sea lo más productivo posible es necesario de forma previa informarse y conocer cada detalle de la especie en concreto. Para cualquier producto cultivable existen en el mercado multitud de especies diferentes con necesidades propias que deben ser tenidas en cuenta para que su producción sea la mayor posible. Conocer todas y cada una de sus necesidades y de las condiciones que necesitan es algo prioritario.

Sistemas de riego automáticos

Uno de los principales elementos de cualquier cultivo a tener en cuenta es la cantidad de agua que necesita para producir de forma constante y abundante. Una vez estudiadas las necesidades de agua del cultivo es conveniente optar por sistemas de riego automáticos que se puedan planificar para que al cultivo le sea suministrado una cierta cantidad de agua en un período de tiempo determinado.

Estos son solo algunos ejemplos de diferentes formas de mejorar la productividad de los cultivos. Aunque siempre dependerá del tipo de cultivo y de sus características y necesidades seguir estos consejos puede ser determinante para incrementar la productividad.

Fuente: AIM Digital

Publicidad