14 de noviembre de 2018 10:00 AM
Imprimir

No hay quien compre ganado en pie de Colombia en el exterior

Aunque los países extranjeros no han manifestado su intención de cerrar el mercado por la pérdida del estatus sanitario, no hay demanda por el ganado bovino en pie de Colombia en los mercados. La decisión de no comprar se debe al aspecto sanitario, pero asimismo, a las políticas cambiarias de los países de origen y de destino.
La exportación de ganado en pie continua abierta y el gobierno colombiano no ha recibido notificación alguna de cierre de mercados, afirmó el ministro de agricultura y de Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón.
No obstante el éxito de la diplomacia que ha mantenido el jefe de la mencionada cartera con los gobiernos de los países que han importado ganado en pie producido en Colombia, no hay quien compre este producto en el exterior.
Así lo manifestó Wilson Salazar, ganadero de tradición y uno de los empresarios que gestiona junto con Expoganado, la recolección de ganado en pie para posteriormente embarcarlo en el puerto de Cartagena del departamento de Bolívar en Colombia y enviarlo a los mercados extranjeros como Egipto, Jordania y Rusia.
Salazar atribuye a tres factores la decisión de los empresarios extranjeros de no comprar el ganado procedente de Colombia.
El primero y sin duda alguna el que más influencia tiene, es la pérdida de confianza de los mercados ante el levantamiento del estatus sanitario de libre de aftosa con vacunación por parte de la OIE –Organización Mundial de Sanidad Animal, generado precisamente por la aparición de brotes de dicha enfermedad en los departamentos de Boyacá, el Cesar y La Guajira.
Tres factores
El empresario ganadero sostuvo que, “las autoridades gubernamentales de Egipto estuvieron a punto de devolver el último embarque que se hizo en el que se llevaron 9.700 bovinos”.
En medio de la desconfianza que genera un país con aftosa, le hicieron la inspección sanitaria correspondiente a cada animal y estos salieron negativos como era de esperarse, lo cual permitió el ingreso de los semovientes a dicho país.
El segundo factor es la recurrente devaluación en los mercados de destino. El puerto de Turquía es el principal lugar de destino al oriente medio y en este país la recurrente devaluación no permite obtener la base rentable a los empresarios compradores de ganado en pie.
Es la política cambiaria en síntesis la que impide la realización de los negocios.
“El tercer factor es igualmente la alta tasa de cambio en Colombia que incide de alguna manera en las negociaciones en el país”, recalcó el empresario.
Por esta razón los empresarios dejaron de embarcar en Colombia y se dirigieron en varias ocasiones a Brasil para aprovechar la devaluación de la moneda del país carioca. 
“A pesar que a final de año se aumenta la demanda de ganado, no se realizarán más embarques de ganado bovino en Colombia por las razones mencionadas”, recalcó Salazar.
Fuente: ContextoGanadero

Publicidad