15 de noviembre de 2018 23:05 PM
Imprimir

Impacto económico de las micotoxinas

Las aflatoxinas son un problema serio en muchos países del mundo. Desde el punto de vista económico, las micotoxinas más importantes del mundo son las aflatoxinas, el deoxinivalenol (DON) y la zearalenona (ZEN).

Las micotoxinas son metabolitos secundarios de los hongos muy tóxicos que contaminan las cosechas y pueden provocar problemas de salud muy graves para las personas y los animales si se ingieren alimentos o pienso contaminados.

MICOTOXICOSIS GRAVE

En los casos de micotoxicosis graves, los síntomas agudos de esta enfermedad se pueden presentar muy rápidamente después del consumo de pienso contaminado.

MICOTOXICOSIS CRÓNICA

Sin embargo, es más frecuente que se presenten casos de ingesta crónica de micotoxinas en la dieta de seres humanos y animales, que se relacionan con el desarrollo de cáncer, retrasos del crecimiento, carencia de micronutrientes y deterioro del sistema inmunológico.

Mientras que muchos países de Europa y América del Norte hacen cumplir las regulaciones que controlan los niveles de micotoxinas en las dietas, en los países de América Latina y el Caribe los esfuerzos para educar al público sobre los peligros de las micotoxinas y reducir los niveles de contaminación de aflatoxina en los alimentos han sido bastante deficientes.

Las micotoxinas provocan pérdidas económicas y financieras importantes a los productores y exportadores de alimentos en América Latina y el Caribe.

PÉRDIDAS DIRECTAS E INDIRECTAS CAUSADAS POR LAS MICOTOXINAS

Actualmente, se estima que cerca del 25 % al 50 % de las cosechas de todo el mundo están afectados por las micotoxinas (Miller, 1995).

Las aflatoxinas son un problema serio en muchos países del mundo.

 

Desde el punto de vista económico, las micotoxinas más importantes del mundo son las aflatoxinas, el deoxinivalenol (DON) y la zearalenona (ZEN).

Las pérdidas económicas se pueden clasificar como directas e indirectas.

Pérdidas directas

Las pérdidas directas están relacionadas con los siguientes puntos.

Cuando el nivel de infección o contaminación es bajo, la reducción de la producción y la bajada del rendimiento de los animales pueden estar tan generalizadas que pasan desapercibidas en muchas instancias. Pero los síntomas de la enfermedad pueden no resultar obvios a primera vista y las pérdidas pueden ser catastróficas en casos particulares.

Pérdidas indirectas

 

Los efectos económicos indirectos de las micotoxinas son probablemente tan importantes como los efectos directos, aunque más difíciles de cuantificar.

Pérdidas de cosechas

A nivel mundial, cantidades importantes de alimentos en grano se ven afectados por las micotoxinas cada año.

 

EE.UU.

Las estimaciones provenientes de datos de muestra de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) indican que las pérdidas a causa de las micotoxinas (aflatoxinas, fumonisinas y DON) en cosechas de maíz, trigo y maní en los Estados Unidos se sitúan en un promedio de USD 932 millones cada año.
Estados Unidos incurrió en una pérdida anual promedio de unos 466 millones en la ejecución de diferentes medidas para evitar o reducir la contaminación por micotoxinas (CAST, 2003).
El estudio estimó que las pérdidas de ganado fueron de unos USD 6 millones debido a las micotoxinas.

Los costos de los análisis para detectar las micotoxinas se estiman en unos USD 55 900 en inversión de capital y entre USD 0,02 y USD 0,06 por tonelada de alimento balanceado por mes (Salay, 2003).

En el año 2003, el comercio agrícola a nivel mundial estaba valorado en más de USD 500 mil millones y el 33% de éste provenía de los países en desarrollo (FAO, 2006), incluidos países de América Latina y el Caribe.

BRASIL

En Brasil, las empresas privadas de producción de pienso se han comprometido a controlar los niveles de micotoxinas presentes en los alimentos para animales, ya que estas toxinas reducen el rendimiento y la producción del ganado.

Brasil produjo 35,3 millones de toneladas de maíz en los años 20012002 de los cuales aproximadamente un 65 % se utilizó para la alimentación de animales.

Los costos de los análisis para detectar las micotoxinas se estiman en unos USD 55 900 en inversión de capital y entre USD 0,02 y USD 0,06 por tonelada de alimento balanceado por mes (Salay, 2003).

 

IMPACTO ECONÓMICO DE LOS ANÁLISIS RÁPIDOS PARA DETECTAR LAS MICOTOXINAS

“Los productores de cerdo no reconocen las pérdidas continuas a causa de la aflatoxina, aunque estas pueden ocurrir en áreas de producción localizadas en años durante los cuales las cosechas se han visto seriamente afectadas”.

Y Solo existe una cantidad realmente pequeña de casos de toxicidad reconocida en cerdos en los Estados Unidos como resultado directo de nuestro sistema regulatorio de seguridad alimentaria”. Paul Sundberg de la National Pork Board (Robens and Cardwell, 2003) .

Para evitar la contaminación con aflatoxina, en lugar de las normas de la FDA, la industria de aves de corral ahora cuenta con las muestras de maíz provistas por las fábricas de piensos,que a menudo son parte de la misma producción integrada y las operaciones de marketing.

La frecuencia de muestreo de las fábricas de piensos varía enormemente según los informes de la industria sobre la aparición de aflatoxina en el maíz en localidades específicas en ese año.

La manera más práctica de controlar los niveles de micotoxinas es usar kits de pruebas rápidas para el análisis de la presencia de micotoxinas en materias primas que aún no se encuentran en silos.

Cuando la industria del maíz informa la contaminación en estados específicos o cuando se encuentran positivos durante muestreos de rutina, la frecuencia de muestreo de la industria de aves de corral aumenta enormemente.

 

ESTRATEGIAS DE GESTIÓN DEL PROBLEMA DE LAS MICOTOXINAS

Diferentes kits de pruebas rápidas están aprobadas para detectar diferentes micotoxinas y pueden ser usadas en diversas materias primas; kits que brindan una manera muy rápida y efectiva de examinar las materias primas antes de que ingresen a las fábricas de piensos.

Una vez que se conocen los niveles, cada fábrica de pienso puede estimar la calidad de los ingredientes de sus materias primas en términos de contaminación por micotoxinas y los aditivos alimentarios se pueden aplicar de una manera más efectiva y precisa (por ajuste de dosis) durante el proceso de producción del pienso.

Realizar pruebas para detectar la presencia de micotoxinas en piensos terminados es otra estrategia para gestionar el riesgo de las micotoxinas.

Prueba en Pavo

Un gran productor integrado de pavo informó que los 2200 ensayos realizados (test que no eran de ELISA) para la aflatoxina, le supusieron un costo de aproximadamente USD 2,67 por test.

El mismo productor también informó haber realizado un total de 4200 pruebas para las fumonisinas (FUM), deoxinivalenol (DON) y zearalenona (ZEA) en el año 2001 en el laboratorio de su empresa, el cual funciona para cubrir las necesidades de su fábrica de piensos y sus instalaciones de producción.

En el último caso, utilizó kits de pruebas de ELISA, con un costo de USD 7 por cada test. Esta cantidad de pruebas fueron las que se manipularon para analizar una gran proporción del maíz local del sudeste que se había comprado, además también se analizó el que provenía del cinturón maicero estadounidense para garantizar la seguridad de aproximadamente 400.000 toneladas de maíz (Neal Allen, Carolina Turkeys, Mt Olive NC Mayo 2002) (Robens and Cardwell, 2003).

 

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LOS KITS DE DETECCIÓN RÁPIDA

Ventajas

Debido a que cada ingrediente de las materias primas puede aportar sus propias micotoxinas al pienso terminado, la ventaja más importante es poder identificar en la prueba del pienso terminado la presencia de ingredientes con una tasa de incorporación baja (5-10 %).

Pero aún así se pueden provocar una contaminación importante que pasaría inadvertida si no se realiza una prueba de detección.

Desventaja

La desventaja más importante es que los análisis del pienso terminado llevan tiempo y es probable que ya se haya alimentado a los animales con ese pienso al momento de obtener los resultados.

Impacto económico de las micotoxinas

 

La contaminación por micotoxinas durante el almacenamiento (ocratoxinas, aflatoxinas) se puede evitar manteniendo la temperatura y lahumedad baja en los silos y, al mismo tiempo, oxigenando los granos periódicamente.

 

 

En los casos en los que no se puedan garantizar las condiciones perfectas de almacenamiento, se recomienda encarecidamente el uso de inhibidores de moho.

Para mitigar el impacto económico negativo de las micotoxinas en la salud de los animales, se recomienda encarecidamente la aplicación de aditivos alimentarios específicos(desactivadores de micotoxinas).

Fuente: nutricionanimal.info

Publicidad