26 de noviembre de 2018 03:55 AM
Imprimir

La saudí Almarai comprará alfalfa

La compañía saudí Almarai, que controla a la empresa argentina Fondomonte South America SA anunció su total cumplimiento en la importación del 100% de sus requerimientos de alfalfa y forraje verde, como lo exigía el Reino de Arabia Saudita. ¿Qué impacto tendrá en Argentina?. El grupo Almarai es el fabricante de alimentos y lácteos más […]

La compañía saudí Almarai, que controla a la empresa argentina Fondomonte South America SA anunció su total cumplimiento en la importación del 100% de sus requerimientos de alfalfa y forraje verde, como lo exigía el Reino de Arabia Saudita. ¿Qué impacto tendrá en Argentina?.

El grupo Almarai es el fabricante de alimentos y lácteos más grande del Medio Oriente y uno de los más grandes el mundo. A inicios de noviembre anunció que la decisión está en línea con los términos de la Resolución del Consejo Ministerial del Reino de Arabia Saudita de diciembre de 2015, que definió un plazo de 3 años para detener completamente la producción local de forraje verde para áreas de más de 50 hectáreas. De esta manera ha alcanzado el pleno cumplimiento de la Resolución al asegurar el 100% del suministro de todos sus forrajes fuera de Arabia Saudita, para apoyar sus negocios de lácteos y aves de corral. Esto implica que podría incrementar sus inversiones en nuestro país u otros lugares fuera del reino árabe. Es que estas importaciones provienen de diferentes lugares, como Estados Unidos, Argentina, España y Europa del Este. La firma indicó en un comunicado que “las inversiones totales realizada en estos países para este propósito asciende a aproximadamente 500 millones de dólares, a lo largo del período 2014 a 2018”.

Desde el anuncio de la Resolución en 2015, Almarai ha aumentado gradualmente el porcentaje importado de su requerimiento de alfalfa y forraje verde del 52% en 2016, a más del 75% en 2017 para alcanzar el 100% en 2018 y cumplir plenamente el 3 de noviembre de 2018.

El impacto total en los costos anuales de este nuevo modelo de abastecimiento que consiste en la importación de forraje versus producción local se estima en 93 millones de dólares.

Fuente: Diario de Cuyo

Publicidad