1 de diciembre de 2018 17:24 PM
Imprimir

En dos años, las buenas prácticas agrícolas serán obligatorias

La medida se aplicará en las producciones de frutas y hortalizas

Las buenas prácticas agrícolas (BPA) orientadas a favorecer la calidad e inocuidad de las frutas y hortalizas que llegan al consumidor, se incorporarán al Código Alimentario Argentino, tal como lo estableció la Comisión Nacional de Alimentos  y la resolución 174/2018 de Ministerio de Agroindustria que fija la obligatoriedad a partir de un plazo de dos años para el sector de frutas y  de tres años para el sector hortalizas. 

En este marco, la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería de Mendoza, con el apoyo del INTA comenzó con una serie de capacitaciones destinadas a todos los técnicos que trabajan en el territorio con el fin de que puedan acompañar a los productores en el proceso de implementación de herramientas y la consecuente certificación en BPA.

El martes se realizó la primera, en la Enoteca del Centro de Congresos y Exposiciones, destinada a los profesionales de los oasis Norte y Este. El miércoles continuó en la zona del Valle de Uco (Sede del ITU) y el jueves, en la zona Sur (en la sede de la coordinación del Ministerio de Economía).

“Las BPA son una serie de procedimientos orientados hacia la sostenibilidad de los establecimientos”

El objetivo es adecuarse a la disposición del Gobierno Nacional de incorporar al Código Alimentario Argentino (CAA) las Buenas Prácticas Agrícolas. A fines de octubre se publicó la Resolución Conjunta, la 5/2018 de las Secretarías de Gobierno de Agroindustria y Salud que establece esta anexión. “Toda persona física o jurídica responsable de la producción de frutas y hortalizas deberá cumplir con las Buenas Prácticas Agrícolas cuando se realicen una o más de las actividades siguientes: producción primaria, almacenamiento hasta la comercialización dentro del establecimiento productivo a excepción de aquellos registrados como empaque”, señala el artículo 154 del CCA.

Las BPA son una serie de procedimientos orientados hacia la sostenibilidad ambiental, económica y social de los establecimientos de frutas y hortalizas para la calidad e inocuidad de los alimentos que se producen. 

Desde el Ministerio de Agroindustria Nacional, el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison, señaló que “el establecimiento de la obligatoriedad de las BPA en nuestro Código Alimentario tiene por objetivo procurar la seguridad alimentaria, cumpliendo cientos principios básicos por parte de los productores que permitan dar mayores certezas al consumidor respecto del origen y calidad de los productos que adquieren”.

Por su parte, Mercedes Nimo, directora nacional de Alimentos y Bebidas, indicó que se trata de “una herramienta que permitirá mejorar la gestión, fomentar la formalidad sanitaria y comercial y, en consecuencia, la competitividad del sector”.

Fuente: Diario Los Andes

Publicidad