2 de diciembre de 2018 01:14 AM
Imprimir

Aumenta la venta de carne bovina al exterior en Argentina

En los primeros diez meses de 2018, el volumen exportado creció más del 70% respecto de 2017.

Con el reciente anuncio de la reapertura del mercado de carne a EE.UU, que se suma a otros mercados abiertos y reconquistados en los últimos meses, y el marcado aumento en las ventas al exterior respecto del año pasado, la exportación de carne argentina está atravesando un muy buen momento.

De acuerdo a un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna, las exportaciones argentinas de carne vacuna durante los primeros diez meses de 2018 tuvieron una variación positiva del 70,7% en los volúmenes comercializados.

En octubre, si bien las operaciones se ubicaron en niveles levemente inferiores (-2,1%) a los de septiembre, resultaron significativamente superiores (+57,2%) a las de octubre de 2017.

En un contexto más amplio, tomando como base de comparación el promedio de exportaciones para los meses de octubre de los años 2001 a 2010, el registrado en el décimo mes del corriente año representa aproximadamente el 117% del volumen medio registrado para el mes en cuestión a lo largo de la década anterior.

 

China fue el principal destino para la carne durante 2018, con aproximadamente 155 mil toneladas, seguido muy por detrás por Rusia y Chile.

A esto se suma la decisión conocida esta semana, cuando la Agencia de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del departamento de Agricultura estadounidense anunció la reapertura del mercado de EE.UU. para la carne bovina fresca de nuestro país, luego de 17 años de ausencia.

Nuestro país podrá vender todos los cortes de la carcasa, deshuesados, con excepción de la cabeza, pezuñas y menudencias. Además, accederá a una cuota de 20.000 toneladas anuales; las exportaciones que superan esa cuota deberán pagar otro arancel de ingreso del 26,4%.

Según el ministerio de Agroindustria nacional, el 80% del producto a exportar sería carne magra que demanda la industria estadounidense para la producción de hamburguesas y que no es producida en cantidades suficientes por los productores norteamericanos; el 20% restante serían cortes de alta calidad, un producto premium con características especiales.

Etapa superada

 

Por su parte, el titular del IPCVA, Ulises Forte, reconoció que la reapertura de las exportaciones a EE.UU. es una noticia que se viene esperando desde hace tiempo.

“Esta es una etapa superada. Ahora vendrá un gran trabajo de los actores públicos y privado para recuperar el mercado, los clientes y confianza”, señaló.

El dirigente remarcó que la decisión no solo es importante por el volumen de carne que se podrá comercializar, sino también porque es un producto que no competirá con otro similar en el mercado interno.

“Es decir, se complementarán. También hay que tener en cuenta que esto también permitirá el paso terrestre de nuestros productos hacia Canadá, que es la única forma de venderle carne”, remarcó.

Fuente: lanueva.com

Publicidad