3 de diciembre de 2018 18:01 PM
Imprimir

La CE prevé una caída del 5,5% de la producción mundial de aceite de oliva en 2018/19

La Comisión Europea prevé que la producción mundial de aceite de oliva en la campaña 2018/19 alcance 3,13 millones de toneladas, un 5,52% y 183.000 t inferior a la de campaña precedente.

Este descenso será debido a la menor producción prevista en países terceros extra-comunitarios, donde se prevén 912.000 t, casi un 19,15% y 216.000 t menos que en la campaña anterior 2017/18.

En la Unión Europea, debido a la recuperación de la cosecha en España, la producción estimada sería de 2.219.000 t, un 1,51% y 33.000 t superior a la anterior.

La producción mundial sería inferior a la de las campañas 2013/14 (3.252.000 t), a la 2015/16 (3.177.000 t) y 2017/18 (3.314.000 t) y estaría por encima de las campañas 2014/15 (2.458.000 t) y 2016/17 (2.562.000 t).

En la Unión Europea, España obtendría en torno a 1.599.000 t, un 26,9% y 339.000 t más que en la campaña anterior (1,26 Mt), y supondría casi un 72,1% de la producción comunitaria y un 51,1% de la producción mundial.

Italia obtendría apenas 265.000 t, un 38,23% y 164.000 t menos que en 2017/18 (429.000 t); Grecia bajaría también a 225.000 t, casi un 35% y 121.000 t que en la campaña precedente, y Portugal recortaría también su producción en un 14,81% y en 20.000 t, quedando en 115.000 t de aceite de oliva en la campaña actual.

Fuera de la Unión Europea, Túnez obtendría apenas 120.000 t, un 57,14% y 160.000 t menos que en 2017/18; Turquía vería también recortar su cosecha un 30,4% y en unas 80.000 t su producción, quedando en 183.000 t; Marruecos, por el contrario, sería uno de los pocos países terceros que la elevaría, pasando de 140.000 a 200.000 t, un 42,86% y 60.000 t más en la campaña anterior; Siria mantendría su producción sin apenas cambios, en unas 100.000 t, mientras que el resto de países terceros bajaría también la misma en un 10,4% y en unas 36.000 t, para quedar en 309.000 toneladas.

Las existencias  esperadas para el final de la campaña 2018/19 (30 de septiembre de 2019) en la Unión Europea se estiman, por ahora, en 474.000 toneladas, un 3,5% y 17.000 t menos que al término de la campaña anterior (491.000 t), estando claramente por debajo de las campañas 2009/10 (632.000 t); 2010/11 (688.000 t); 2011/12 (894.000 t); 2013/14 (631.000 t) y 2017/18 (491.000 t).

En cambio, son superiores a las de la  campaña 2012/13 (455.000 t); 2014/15 (211.000 t); 2015/16 (433.000 t) y 2016/17 (433.000 t).

El consumo mundial de aceite de oliva para 2018/19 se estima en 2.951.000 t, un 1,93% y 58.000 t inferior al de la campaña precedente, esperándose 1.529.000 t (-3,5%) en la UE y 1.422.000 t (-0,2%) en países terceros.

Quedaría por debajo del consumo mundial de las campañas 2013/14 (3.076.000 t); 2015/16 (2.980.000 t); y 2017/18 (3.009.000 t),  pero por encima del de las campañas 2014/15 (2.916.000 t) y 2016/17 (2.726.000 t).

A nivel comunitario, el consumo esperado de aceite de oliva sería inferior al de las campañas 2013/14 (1.726.000 t);  2014/15 (1.605.000 t); 2015/16 (1.660.000 t) y 2017/18 (1.584.000 t), estando por encima del volumen de la campaña 2016/17 (1.402.000 t).

La CE prevé en un balance aproximado de campaña 2018/19 en la UE, que se partiría de un stock inicial de 491.000 t, al que se sumarían 2.219.000 t de producción de aceite de oliva y unas 121.000 t de importación para lograr una oferta disponible de 2.831.000 toneladas.

De este volumen, las salidas vendrían por unas exportaciones de 573.000 t y un consumo interno de 1.529.000 t. En total, una demanda de 2.102.000 t, que dejarían un stock de final de campaña de 474.000 toneladas.

Fuente: Agronegocios

Publicidad