4 de diciembre de 2018 14:24 PM
Imprimir

La agricultura de EE.UU. no festeja mucho la tregua comercial con China

Para un agricultor de soja en Iowa o Illinois, puede ser prematuro celebrar el alto al fuego en la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Para un agricultor de soja en Iowa o Illinois, puede ser prematuro celebrar el alto al fuego en la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Después de todo, todavía no hay indicios de una reducción en el arancel de represalia del 25 por ciento que China impuso a las importaciones de soja estadounidense, y si bien EE.UU. dijo que China acordó en la cumbre de Buenos Aires reanudar de inmediato las compras de productos agrícolas, esto no se mencionó en el comunicado chino.

Además, los movimientos del mercado el lunes como reacción a las noticias de la tregua hasta ahora solo empeoraron los márgenes en China, mientras que los futuros de la soja referencial subían en Chicago y la harina de soja y el aceite de soja caían en Dalián.

Un cálculo indicativo basado simplemente en los futuros, tipos de cambio e impuestos vigentes, muestra una ganancia de alrededor de US$13 por tonelada métrica por procesar soja estadounidenses en China. Pero eso no incluye el flete, los seguros ni otros cargos. Entonces, el mercado duda de que pueda haber compras comerciales sin un recorte en los aranceles, dijo Monica Tu, analista de la firma de investigación Shanghai JC Intelligence Co.

“Veo poco incentivo para que las firmas trituradoras comerciales chinas compren soja estadounidense en este momento a menos que se suspenda el arancel del 25 por ciento, o que los agricultores estadounidenses reduzcan aún más los precios”, dijo Tu. Cualquier compra realizada en las condiciones actuales probablemente apuntaría a suministrar inventarios estatales, dijo. China indicó que podría reembolsar el costo del arancel del 25 por ciento si las cargas se importan para reservas estatales, según personas familiarizadas con el asunto.

Las diferentes declaraciones emitidas por EE.UU. y China sobre el resultado de la reunión realizada el fin de semana entre el presidente Donald Trump y su homólogo Xi Jinping ponen de relieve cuánto se necesita lograr en los próximos tres meses si el agricultor de soja estadounidense va a encontrar algún tipo de consuelo en las crecientes existencias.

Fuente: Perfil

Publicidad