6 de diciembre de 2018 10:13 AM
Imprimir

Cómo viven los ganaderos la reapertura del mercado de EEUU y las nuevas oportunidades en Asia

A modo de balance, distintos productores dialogaron con Infobae. Buscan medidas para mejorar las condiciones del novillo pesado y aprovechar las nuevas posibilidades que traerá la temporada 2019

Frigoríficos exportadores y ganaderos esperan la oportunidad exportadora que abrirá el 2019 para la Argentina y reclaman al gobierno nacional herramientas, como la quita de retenciones y la promoción de reintegros al comercio exterior, con el objetivo de favorecer el desarrollo de un novillo pesado, ya que se requiere un bovino mayor peso para favorecer el desarrollo del mercado local.

“La tonelada de garrón y brazuelo en China desde Argentina se paga hoy a u$s 6.500, y allí también hay lugar para cortes premium en las góndolas yrestaurantes del gigante asiático”. Así lo reconoce Ulises Forte, presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA). Por ello, el Instituto cerró acuerdos para asistir a chefs de 5.000 restaurantes chinos, que dan de comer a 30 millones de consumidores.

Los gustos gastronómicos chinos avalan el consumo de cortes como el osobuco, el cual es requerido bajo una cocción lenta de cinco horas, y con una forma personalizada de adobar la carne con especias orientales. “En China hay un grupo poblacional con un alto poder adquisitivo que copia las costumbres occidentales: allí el desafío es hacerles probar la carne argentina según sus formas de cocción”, aseveró Forte.

En el 2019, el interés de la exportación cárnica no solo se posará sobre China, ya que en el sudeste asiático surgen alternativas para colocar a muy buenos valores envíos premium en Corea del Sur, Singapur, Emiratos Árabes y Japón, donde se apuesta a contar con autorización de Tokio para concretar la exportación de carne vacuna desde las zonas libre de aftosa con vacunación.

Reapertura del mercado de Estados Unidos

Los frigoríficos locales ya están congelando carne para cubrir durante la primera mitad del 2019 los primeros envíos por un cupo total de 20 mil toneladas a arancel cero.

Los frigoríficos locales ya están congelando carne para cubrir durante la primera mitad del 2019 los primeros envíos por un cupo total de 20 mil toneladas a arancel cero.

Con la reapertura del mercado de Estados Unidos, los frigoríficos locales ya están congelando carne para cubrir durante la primera mitad del 2019 los primeros envíos por un cupo total de 20 mil toneladas a arancel cero. Tras la autorización dada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, solo faltaría la habilitación de las plantas que estén en condiciones de remitir carne faenada a partir del 27 de noviembre pasado.

El sector cárnico sabe que con el guiño dado por la administración Trump para posibilitar en breve el ingreso de carne bovina argentina a Estados Unidos, prontamente se contará con el aval necesario para arribar también a mercados como México, el Caribe e incluso una plaza difícil como Japón.

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, destacó la oportunidad que la apertura de mercados tales como Japón, con
carne proveniente desde la Patagonia, o en Estados Unidos, que generará “un efecto dominó en otras economías, tal será el caso de Canadá o en mercados que observan el desarrollo y evolución exportador de las carnes argentinas”.

En diálogo con Infobae el dirigente comentó: “Tenemos un panorama mucho mejor en materia exportadora, aunque con un contexto interno complicado tanto en lo económico como financiero, el cual no será fácil eludir y que limitará la posibilidad de generar más y mejor calidad de alimentos para venderle al mundo”.

Gonzalo Álvarez Maldonado, ganadero entrerriano y consejero del IPCVA,
afirmó que la apertura de mercados para la carne argentina ofrece “un futuro promisorio pero tiene que ser esto acompañado con políticas activas por parte del Estado: hoy se requiere un novillo pesado, y el ganadero no lo hace porque no hay rentabilidad”.

“En el pasado se sacaron las retenciones y se promovieron reintegros, así no
se trasladó el costo al precio final. Hay que buscar incentivos para incrementar el peso de los animales para contar con más excedente exportable y más carne vacuna para el mercado interno. Esperamos que esas políticas se vean en el 2019”, dijo el ganadero cooperativo.

 

Otras opiniones

Desde la industria consideran que la apertura al mercado estadounidense también traerá otras posibilidades.

Desde la industria consideran que la apertura al mercado estadounidense también traerá otras posibilidades.

Daniel Urcía, de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), aseguró que el 2018 fue “un año atípico, con un primer semestre con sequía y con problemas económicos, y en la segunda parte del año, con una buena faena y precios muy deprimidos al terminar el año. Con exportaciones anuales de entre u$s 1.800 a 2.000 millones y mucho trabajo por delante de la Mesa de Competitividad de las Carnes con el gobierno nacional”, explicó Urcía en diálogo con este medio.

También Gustavo Valsangiácomo, de la Unión de la Industria CárnicaArgentina (UNICA), consideró que el control sanitario “es un trabajo enconjunto” de la cadena cárnica, donde “seguramente SENASA tiene quetrabajar en una alianza con las municipalidades, incrementar el control sobre minoristas y apretar sobre todo la industria, más allá de siempre defender aquellas instalaciones donde se hacen inversiones constantes, hay buena cadena de frío y donde se respetan todas las buenas prácticas”.

Respecto a la apertura de mercados como Estados Unidos, Valsangiácomoconsignó: “hay una satisfacción por el logro y más allá de lo que compre elmercado estadounidense, será un trampolín para otros mercados quecomprarán más tonelaje y mejores precios”.

Fuente: Infobae

Publicidad