6 de diciembre de 2018 15:54 PM
Imprimir

Se vienen nuevas exigencias para las explotaciones agrícolas en Santa Fe

Con el modelo uruguayo como espejo, el gobierno santafesino tiene en carpeta exigir un plan de manejo de suelo a todas las producciones agrícolas de la provincia. La medida surgió en el seno del Observatorio Santafesino de Suelos (OSS), un organismo técnico del ministerio de Producción del que -cabe aclarar- no participan entidades como Sociedad […]

Con el modelo uruguayo como espejo, el gobierno santafesino tiene en carpeta exigir un plan de manejo de suelo a todas las producciones agrícolas de la provincia. La medida surgió en el seno del Observatorio Santafesino de Suelos (OSS), un organismo técnico del ministerio de Producción del que -cabe aclarar- no participan entidades como Sociedad Rural, Carbap o Federación Agraria.

Aunque en última instancia será la decisión política de la Casa Gris la que impulse o frene esta propuesta, la misma fue fogoneada la semana pasada en un evento que tuvo lugar en Rosario y que contó con la presencia en primera fila de la titular de la cartera productiva Alicia Ciciliani. Por lo pronto, ya hay un equipo trabajando en una plataforma virtual para operativizar la iniciativa. “No será burocrático si habrá intromisión sobre decisiones privadas”, aclaran quienes pilotean la movida

¿De qué se trata esta nueva exigencia? La voluntad de los técnicos del Ejecutivo provincial es ir hacia un esquema donde todos los productores rurales encuadren sus actividades según un modelo predefinido que tenga en cuenta la evolución de la materia orgánica, la erosión del suelo, el equilibrio hídrico y el balance de nutrientres (principalmente fósforo).

Según informó el coordinador del OSS Mario Monto, este requerimiento no conllevaría mayor burocracia sino que se daría de forma dinámica a través de una plataforma digital en donde, siempre que los valores que genera ese plan de manejo encajen dentro de los indicadores preestablecidos, el trámite pueda ser aprobado de manera automática.

“Luego viene el proceso de fiscalización, que se hace con base en el Registro Único de Producción Primaria. Se va a comparar automáticamente lo que se dice que se está haciendo con lo que se había dicho que se iba a hacer”, explicó el funcionario, para luego destacar que el mismo sistema generará una serie de alertas para que la Provincia pueda intervenir de manera rápida y precisa sobre cada caso.

Cómo paso previo a esta medida, los integrantes del OSS redactaron un decreto que el gobernador Miguel Lifschitz firmó en agosto, el cual permitió actualizar la reglamentación de la normativa que regula el tratamiento de la tierra agraria (ley 10.552/92).

El andamiaje que sostenga todos estos cambios probablemente se construya a lo largo del año próximo. En ese proceso será muy tenida en cuenta la experiencia de Uruguay, donde desde 2013 se vienen exigiendo planes de suelo en donde, entre otros aspectos, se fija que cada hectárea agrícola no puede perder más de 7 toneladas por año.

Los productores argentinos han sido líderes mundiales en la instrumentación de la siembra directa, un modelo productivo que apuesta via rotación de cultivos a la conservación del suelo. Pero cuando se presentan situaciones críticas como sequías o bien zarpazos recaudatorios gubernamentales -sobre todo vía retenciones discrecionales sobre uno u otro producto- los ciclos de rotación se alteran perjuicio de la calidad de los campos.

Fuente: Punto Biz - Rosario

Publicidad