6 de diciembre de 2018 10:45 AM
Imprimir

Uruguay retomó negociación con China por ingreso de mondongos

Ahora puede ingresar con cortes de carne enfriada y con vísceras rojas

Uruguay retomó las negociaciones sanitarias con China para concretar la exportación de estómagos bovinos (librillo y mondongo),  producto que tiene cerradas las puertas del gigante asiático y que hasta ahora los frigoríficos venden a Hong Kong. Así lo confirmó a El País el director del Departamento de Asuntos Internacionales del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Rodolfo Camarosano.

China es el principal importador del producto y el que paga mejores precios y Uruguay concretó recientemente la aprobación  del nuevo protocolo para carne bovina con hueso y vísceras rojas. Siempre se le planteó a China la necesidad de entrar con mondongo  y librillo, por la alta demanda y por los precios, pero hasta ahora las autoridades sanitarias chinas se negaban a discutir el tema. A partir de concretarse la aprobación del ingreso de vísceras rojas, se comienza a negociar la entrada de vísceras blancas (estómagos bovinos).

Visión. La renovación del protocolo sanitario con China permite nuevas oportunidades de comercio para la carne vacuna uruguaya y promueve algunos cambios. Entre otros puntos, se aumentó a 120 días el plazo máximo de vida útil de la carne enfriada, una posibilidad para competir en segmentos alta calidad.

El broker uruguayo radicado en China, Daniel Castiglioni, aseguró a Rurales El País que la carne enfriada en China tiene su  lugar en nichos de lujo: como las cadenas hoteleras o restaurantes. “Son segmentos cinco estrellas, donde la carne enfriada tendría su destino”, resaltó el empresario.

Para desarrollar los nichos de mercado de lujo en China, Castiglioni consideró que Uruguay debe estar “muy bien armado”, con un ejercicio “muy destacado y profesional entre la industria y la distribución”. El broker agregó que “es una muy buena opción que se debe trabajar y desarrollar”.

Plazos. Con los plazos máximos determinados en el nuevo protocolo, el broker aseguró que la carne vacuna enfriada uruguaya tendría una vida útil en China de unos cincuenta días aproximados. Por eso, volvió a hacer hincapié en tener los canales “bien aceitados” para lograr las “ventajas competitivas con otros proveedores y estar más cerca de las condiciones de Australia”.

Castiglioni entiende que Uruguay debe tener claro tres puntos: contar con un producto de calidad, como el actual. Segundo, tener un servicio logístico y de atención de primer nivel para llegar al consumidor final de la mejor manera y sin perder la calidad de la carne. Y tercero, contar con los lugares indicados para comercializar el producto. “Son puntos claves para ser exitoso en los mercados de lujo”, destacó el principal de Castritrader.

Dijo que todos los hoteles y restaurantes cinco estrellas de China utilizan productos de alta calidad que ofrece Australia. “Los australianos tienen el monopolio en el segmento del enfriado. No hay dudas que hay espacio para Uruguay, pero se debe trabajar y pelear desde abajo”, consideró el broker.

China es el principal destino para las vísceras rojas y la carne con hueso, medido en volumen. Según los datos estadísticos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) hasta el pasado 24 de noviembre los importadores chinos acapararon 209.413 toneladas peso canal por US$ 767.287.000. Las compras de China subieron -en las fechas citadas- 6,59%. A su vez, la facturación se incrementó 14,41% pero también subió el volumen vendido a ese destino, donde incidieron las compras que deben llegar antes del Año Nuevo Chino (empieza el 5 de febrero).

Según publicó Faxcarne, en noviembre las exportaciones  de carne vacuna fresca a China fueron récord. De acuerdo con datos de la Dirección de Aduanas -en base a solicitudes de exportación-, el gigante asiático llevó 21.668 toneladas peso embarque del producto congelado, 12% más que en octubre y 32% por encima del mismo mes del año anterior. En el acumulado de los 11  meses llevó 170 mil toneladas.

Fuente: El Pais

Publicidad