9 de diciembre de 2018 22:55 PM
Imprimir

Más terneros: Santa Fe lanzó un plan para llevar al 85% el índice de destete

El foco es mejorar el manejo sanitario, reproductivo y nutricional en los potreros santafesinos, en donde se concentra el segundo rodeo de cría del país.

En Santa Fe, la fábrica de hacer terneros funciona a media máquina. La cuenta es sencilla: hay 2 millones de vacas que tienen 1 millón de terneros cada año, lo que implica que el índice de destete apenas alcanza el 50%, cuando hay conocimiento, manejo y tecnología para alcanzar el 85%, como lo logran los productores más eficientes en los mismos campos santafesinos.

Estos son los números que sinceró Alicia Ciciliani, la ministra de la Producción santafesina, en el lanzamiento del Plan Ganadero de Santa Fe. “Por qué no tenemos 1.850.000 de terneros es un diagnóstico claro que tenemos que compartir, y vamos a tener esos 850.000 terneros más cuando los productores, los dueños de los vientres, quieran trabajar junto al mundo científico tecnológico y el Estado. De otra forma no va a suceder”, planteó la ministra.

En una entrevista con Clarín Rural, Roberto Tión, secretario de Ganadería de Santa Fe, explicó cómo se va a seguir desarrollando este plan, que se anunció oficialmente esta semana, en un acto que encabezó el gobernador Miguel Lifschitz, pero que en realidad se comenzó a implementar en mayo de este año.

Aumentar el porcentaje de preñez es uno de los objetivos del gobierno santafesino.

Aumentar el porcentaje de preñez es uno de los objetivos del gobierno santafesino.

 

“La primera etapa implicó superar lo que es el plan sanitario tradicional de vacunación, con capacitación en el manejo reproductivo”, recordó el funcionario.

El gobierno santafesino está aprovechando a los médicos corresponsales veterinarios, los que participan de las vacunaciones dos veces por año, para que asistan a los productores en cuatro cuestiones centrales.

La primera es ayudarlos a evaluar la capacidad reproductiva de los toros, con técnicas como el raspaje de prepucios para detectar enfermedades. El segundo punto es todo el manejo pre-servicio de las vacas, para aumentar el porcentaje de preñez, con la aplicación de vacunas reproductivas y los ajustes nutricionales que sean necesarios.

El tercer eje es el monitoreo del estado corporal de los vientres durante el servicio y la aplicación de las vacunas que necesitan los terneros recién nacidos. Y el cuarto es afinar el diagnóstico de preñez (tacto) a las vacas y vaquillonas, y también organizar el rodeo para iniciar un nuevo ciclo productivo.

A los veterinarios se les paga con fondos del programa, hasta un límite de 300 vientres. Los productores que no superan esa cifra reciben el asesoramiento gratis, los que tienen más vacas tienen cubiertos los honorarios hasta ese límite y pagan la diferencia.

Los veterinarios que ya participan del plan de vacunación van a asesorar a los productores.

Los veterinarios que ya participan del plan de vacunación van a asesorar a los productores.

“Hay más de 400 productores que ya se incorporaron a este nivel, que es lo que en su momento llamamos el Plan Más Terneros. Ahora se viene una segunda etapa que incluye capacitación en el manejo de las pasturas y toda la parte nutricional”, contó Tión.

Durante el 2019, el gobierno santafesino quiere sumar 600 productores más al plan y llegar a unos 1.000. Pero hay potencial para mucho más. En la provincia hay unos 20.000 productores ganaderos y más de 9.000 podrían integrarse a esta iniciativa.

En esta segunda etapa, la provincia va a colaborar para acercar asesoramiento agronómico para producir más alimento para las vacas en los potreros. “Es que la fertilidad de las vacas también pasa por lo nutricional y no solo por el plan sanitario y el manejo reproductivo”, indicó Tión.

Los productores que participen de las dos etapas del programa podrán acceder a una línea de crédito especial con financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI), con una tasa del 20%, aproximadamente. “También va a estar disponible para aquellos que puedan certificar buenas prácticas ganaderas, porque lo que queremos es ayudar a los que apuestan a crecer en eficiencia”, insistió el funcionario santafesinos.

El gobierno santafesino también quiere implementar estímulos impositivos para los productores que llevan adelante un manejo profesional y están conversando con los frigoríficos y feedlots para que los productores que criaron y engordaron los animales libres de enfermedades como la tuberculosis y la brucelosis, con buenas prácticas y eficiencia, y con bienestar animal reciban un plus en lo económico.

Creemos que hay que reconocer a los que hacen las cosas bien, porque se beneficia toda la cadena, incluso hasta en la calidad de los cueros”, concluyó Tión.

Si el plan funciona no va a ser solo una buena noticia para el desarrollo económico de Santa Fe sino para toda la ganadería argentina, ya que está provincia concentra el segundo rodeo de cría del país

Fuente: Clarin

Publicidad